El ejército birmano acusa a los rebeldes de atacarlo, a pesar del alto el fuego

El ejército birmano, que había anunciado un alto el fuego con los grupos étnicos del país antes de Navidad, acusó el viernes a los rebeldes de haber atacado a una de sus columnas en el norte del país, causando varios muertos.

“En un momento en el que el ejército ha cesado sus actividades militares, tropas de la Shan State Army (SSA), atacaron una columna militar estacionada en la zona de Mongpan” el jueves, indicaron en un comunicado los servicios del jefe del Estado Mayor.

Dieron un balance de “varios muertos y heridos” entre los soldados, sin dar más precisiones.

Ningún responsable de la Shan State Army (SSA), oficialmente denominada Restoration Council of Shan State (RCSS), pudo ser contactado en un primer momento para dar su versión de los hechos.

El ejército birmano desmintió además informaciones aparecidas en los medios locales según las cuales hubo combates en la zona Kutkai, en la misma región, el 24 y el 25 de diciembre, con el mismo grupo rebelde.

Este había anunciado el 21 de diciembre que suspendería durante cuatro meses “todas sus operaciones militares” en las regiones rebeldes del norte y el este de Birmania.

Pero la rápida ruptura del alto el fuego pone en duda las opciones de llevar a los grupos rebeldes étnicos a un proceso de paz, estancado desde hace años.

Estas regiones fronterizas del norte y del este birmano son presa de conflictos armados desde la independencia de esta antigua colonia británica en 1948. Miles de personas que viven en esas zonas de conflicto fueron desplazadas.

Este anuncio de alto el fuego no afecta a el estado de Rakhine (oeste), donde la represión militar forzó en 2017 a unos 270.000 musulmanes rohinyás a huir a Bangladés.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.