El patriarca serbio cuestiona la autoridad de Bartolomé tras su actuación en Ucrania

La decisión del patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, de conceder el ‘tomos’ de autocefalía (decreto de independencia) a la llamada Iglesia ortodoxa de Ucrania, pone en duda su autoridad, declaró el patriarca serbio, Ireneo I.

En una entrevista con la cadena religiosa serbia TV Hram, Ireneo I apuntó que para resolver la cuestión sobre la independencia de la nueva Iglesia de Ucrania, había que convocar un concilio de las iglesias locales, pero “no optamos por este camino y el patriarca Bartolomé, por desgracia, se tomó el derecho a decidir” en esa situación.

“El patriarca de Constantinopla resolvió la cuestión de la forma más trágica posible, a mí me da pena que el patriarca actual, con su postura sobre Ucrania, llevara la situación a este estado, con lo que puso en duda a sí mismo y la autoridad del patriarcado de Constantinopla”, dijo.

Ireneo I subrayó que la vía elegida por Bartolomé en esa situación “legalizó y continuó la nueva división en Ucrania”.

Destacó que la Iglesia ordoxa serbia respeta al patriarcado de Constantinopla, pero a la vez expresó la certeza de que las razones verdaderas para conceder la autocefalía a la iglesia ucraniana “no tienen naturaleza canónica, sino política”.

“Se trata de un deseo de una parte de las fuerzas mundiales de ocupar Ucrania y acercarse a Rusia para poder vigilar este país y Moscú”, opinó.

Afirmó que “el patriarca de Constantinopla no consultó a nadie, pero quizá decidió resolver esta cuestión según algún acuerdo con otras fuerzas de este mundo”.

El 6 de enero el patriarca Bartolomé de Constantinopla entregó el ‘tomos’ de autocefalia a la Iglesia ortodoxa de Ucrania, que antes formaba parte del Patriarcado de Moscú.

El 15 de diciembre, a iniciativa del presidente ucraniano, Petró Poroshenko, y Bartolomé se celebró en Kiev un llamado ‘concilio de unificación’, al que asistieron en su mayoría representantes de organizaciones eclesiásticas no canónicas, y que eligió al metropolitano Epifani como primado de la nueva y no canónica ‘Iglesia autocéfala’ ucraniana.

La Iglesia ortodoxa rusa calificó de nula la importancia canónica de ese ‘concilio’ y considera poco probable el reconocimiento de Epifani en el mundo ortodoxo.

El ‘tomos’ de autocefalia, firmado por Bartolomé el 5 de enero, limita la jurisdicción de la ‘Iglesia ortodoxa de Ucrania’ al territorio de ese país, haciendo imposibles el nombramiento de obispos y la creación de parroquias en el extranjero.

El documento contiene además otras restricciones que hacen la nueva estructura religiosa dependiente de Constantinopla.

La Iglesia ortodoxa rusa calificó el día de la firma del ‘tomos’ como una fecha trágica para la ortodoxia mundial. 

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.