El sirviente que se convirtió en el mejor amigo de la reina de Inglaterra

El interés de la reina por la cultura de la India y la despreocupada personalidad de Abdul, fueron los ingredientes necesarios para que naciera la amistad más fuerte y criticada de toda la mornarquía inglesia. ¿Por qué la reina se fijaría en un sirviente? ¿Qué tenía Abdul de especial? Aquí te contamos todo:

La Reina Victoria, la mismísima Emperatriz de la India.

La temida Reina Victoria del Reino Unido (1819-1901), fue una de las monarcas más respetadas que ha tenido Inglaterra y la segunda con el reinado más largo -63 años, 7 meses y dos días-. Tenía un carácter muy fuerte, era de opiniones claras y tajantes y no solía hacer muchos amigos.

Como política ejercía perfectamente su cargo y se mantenía al tanto con los asuntos bélicos, le preocupaba especialmente la situación de la India, que tenía terribles problemas religiosos. En 1857 con la rebelión de los Cipayos, se proclamó y aseguró que tenía un “sentimiento de horror y arrepentimiento por el resultado de esta guerra civil sangrienta”.

Tras ese inconveniente, la reina cambió sus políticas y comenzó a promulgar la libertad religiosa, aseguraba que Inglaterra “debía mostrar un sentimiento de generosidad, benevolencia y tolerancia religiosa.” Y se convirtió en la Emperatriz de la India.

¿Será por esto que sintió una particular afinidad por su sirviente que venía de la India? Es muy probable.

La Reina Victoria era una mujer fría y de pocos amigos, pero el único que logró "romper su coraza" fue Abdul, con él pasó "los mejores días de su vida".

La Reina Victoria era una mujer fría y de pocos amigos, pero el único que logró “romper su coraza” fue Abdul, con él pasó “los mejores días de su vida”.

Me gusta mucho. Es tan bueno, gentil y comprensivo. Es un verdadero consuelo para mí.

Me gusta mucho. Es tan bueno, gentil y comprensivo. Es un verdadero consuelo para mí.Victoria, Reina de Inglaterra, La declaración se la hizo a su hijastra el 3 de noviembre de 1888.

Un sirviente conquistó el corazón de la reina

Pero no de forma romántica, sino por medi de la amistad más pura y sincera. Abdul Karim llegó al palacio en 1887 para cumplir la función de sirviente común, misteriosamente logró llamar la atención de la reina aun realizando las tareas más comunes y con el pasar del tiempo se convirtió en su Munshi.

¿Qué es un Munshi? Un empleado contratado por el gobierno para cumplir la función de profesor. Solo los más estudiados lograban esta posición porque serían los encargados de enseñar a las más importantes cabecillas de la monarquía los idiomas extranjeros. Era considerado un título honorífico.

¿Un sirviente convertido en Munshi? ¡La reina ha perdido la cabeza!  era lo que pensaban muchos. El círculo social de la monarquía era muy limitado, pocas personas tenían acceso a la reina y eran únicamente aquellos que estaban dotados de gran inteligencia quienes podían acercarse a conversar. Que un sirviente se haya ganado la confianza de la reina al punto de que esta lo preferia ante los demás, era inaceptable.

“Agradecido con la vida y con su majestad”

Abdul estaba consciente de lo que significaba servirle a la Reina y estaba profundamente agradecido con la vida por eso. En una de las entradas de su diario lo escribió así: "Cosas que nunca pensamos o sonamos que pasarían, son las que nos hacen pensar en las maravillas que tiene Dios para nosotros. Este pensamiento vino a mi cuando pude ver varios malabaristas indios presentarse ante Su Majestad. Ella les envió una petición para que se le presentaran sus trucos. La reina estaba delirante de felicidad y fue un honor ver como esos pobres malabaristas tenían el honor de sus vidas."

Abdul estaba consciente de lo que significaba servirle a la Reina y estaba profundamente agradecido con la vida por eso. En una de las entradas de su diario lo escribió así:

“Cosas que nunca pensamos o sonamos que pasarían, son las que nos hacen pensar en las maravillas que tiene Dios para nosotros. Este pensamiento vino a mi cuando pude ver varios malabaristas indios presentarse ante Su Majestad. Ella les envió una petición para que se le presentaran sus trucos. La reina estaba delirante de felicidad y fue un honor ver como esos pobres malabaristas tenían el honor de sus vidas.”

Una amistad inseparable fue el dolor de cabeza de toda la monarquía

La amistad entre Abdul y la Reina fue un escándalo en la monarquía. La reina no solo parecía estar pasando los mejores días de su vida al lado de un sirviente, sino que no tenía interés alguno en entablar conversaciones con cualquiera que no fuera él.

Abdul se convirtió en el principal acompañante de la Reina para todos los viajes y las reuniones, esto ofendía a muchos miembros de la corte que se consideraban “superiores” en sangre y cargo. A la reina parecía no importarle la opinión de los demás porque siempre lo mantuvo a su lado.

El día que me dieron la oportunidad de trabajar en el palacio nunca lo olvidaré. Siempre le agradeceré a mi Dios y rezaré por la felicidad y la larga vida de mi Reina.

El día que me dieron la oportunidad de trabajar en el palacio nunca lo olvidaré. Siempre le agradeceré a mi Dios y rezaré por la felicidad y la larga vida de mi Reina.Abdul Karim, Escribió en una de las páginas de su diario lo feliz que estaba de haber aceptado el puesto de trabajo, por todas las bendiciones que le trajo.Getty Images

Fue su acompañante fiel desde que se concocieron hasta el día de su muerte.

Fue su acompañante fiel desde que se concocieron hasta el día de su muerte.

Murió la Reina ¿Qué pasó con Abdul?

En múltiples ocasiones, habían amenazado a la Reina con que matarían a Abdul si no lo alejaba de ella, nunca obedeció y él estuvo con ella hasta el día de su muerte. Después de su funeral, fue deportado a la India por toda la corte británica, lo consideraban una persona “no deseada”, pero no la pasó mal.

Vivió en una finca que le había regalado la Reina junto a su esposa y su familia, tuvo una pensión muy bien remunerada -dada por la reina en su testamento- hasta el día de su muerte. Murió a los 44 años.

¡La amistad llegó al Cine! “La reina Victoria y Abdul”

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.