Estados Unidos investiga a las telefónicas por la supuesta venta de datos de localización a cazarrecompensas

Los demócratas del Senado apelaron a las agencias federales este miércoles para investigar la práctica llevada a cabo por las principales compañías de telecomunicaciones, a las que acusan de vender datos sobre la ubicación de los teléfonos móviles tras la reciente investigación de un periodista que escribió sobre este mercado negro.

En un artículo escrito este martes, el reportero de Motherboard, Joseph Cox, describió cómo fue el proceso al que se sometió para conseguir los datos de la ubicación de un teléfono móvil de alguien de la industria de las fianzas. Por $300, pudo adquirir la ubicación del teléfono sin apenas ningún problema. Según los informes, los datos que recibió incluían coordenadas de longitud y latitud con una precisión de aproximadamente 400 metros.Outstream Video

Según Cox, su fuente afirmó haber recibido los datos de una firma llamada Microbit. Mientras se hacía pasar por un potencial cliente, pudo confirmar que Microbit estaba geolocalizando los teléfonos en nombre de un agente de fianzas. La empresa recibió los datos de un “agregador” de ubicaciones llamado Zumigo, que a su vez los había comprado directamente de T-Mobile.

T-Mobile le dijo a Gizmodo que había “bloqueado el acceso a los datos de ubicación de cualquier solicitud presentada por Zumigo”. La compañía también declaró que estaba trabajando para cumplir la promesa que hicieron el verano pasado de romper los lazos con los agregadores de datos de terceros. “Ya casi hemos terminado con ese proceso”, respondió.“La FCC debe investigar de inmediato estos graves problemas de seguridad y tomar las medidas necesarias para proteger la privacidad de los consumidores”.

Pero es poco probable que esas garantías disuadan a los defensores de la privacidad del Congreso, que durante mucho tiempo han sido críticos con la forma en que las compañías como T-Mobile, AT&T y Sprint parecen ejercer su control sobre cómo manejan los datos de los teléfonos privados después de venderlos de forma masiva a compañías de “intermediarios”, que van a parar entre otras, a empresas de marketing, servicios de emergencia y, al parecer, a cazarrecompensas.

“Harris, que ha participado en los comités de inteligencia y seguridad nacional del Senado, se apresuró a calificar el tema —“en caso de que sea verdad”— como una “amenaza legítima para nuestra seguridad personal y nacional”.

“El pueblo estadounidense tiene un derecho absoluto a la privacidad de sus datos, razón por la cual estoy extraordinariamente preocupado por los informes de este sistema de reventa de datos de ubicación a servicios de terceros no regulados con fines potencialmente perversos”, dijo el senador de California.

Harris agregó: “La FCC debe investigar de inmediato estas serias preocupaciones de seguridad y tomar las medidas necesarias para proteger la privacidad de los consumidores estadounidenses”.

Warner, el mayor demócrata del Senado en materia de supervisión de inteligencia, pidió al Congreso que celebre audiencias sobre las prácticas de las telecos y dijo a Motherboard que los reguladores deben garantizar que los consumidores estén mejor informados sobre cómo se compran y venden sus datos. Warner aseguró además que los responsables de estas políticas han mantenido “en secreto” la comercialización de los datos de consumidores durante años.

Wyden, considerado como el principal legislador de Washington en asuntos en los que se entrecruzan la privacidad y la seguridad, distribuyó un proyecto de ley a fines del año pasado para combatir este problema en concreto.

El proyecto de ley, que tenía pocas esperanzas de ser aprobado en el organismo controlado por los republicanos, habría impuesto multas severas e incluso sanciones penales a los ejecutivos que a sabiendas engañaron a los reguladores federales sobre las prácticas de manejo de datos.

Wyden, quien instó a los colegas del Senado el martes a aceptar el proyecto de ley, reiteró lo siguiente en una entrevista con Motherboard: “Es hora de que el Congreso intervenga y apruebe una legislación de privacidad firme, como mi proyecto de ley, que permita salvaguardar nuestros datos y responsabilizar a las empresas cuando fracasen”.

La industria de las telecomunicaciones ha “fallado una y otra vez”, dijo, “a la hora de proteger la información de los estadounidenses”.

[Motherboard]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.