Hallan en el pozo el pelo de Julen: “Ahora tenemos evidencia científica de que está allí”

Los equipos de rescate han encontrado material biológico dentro del pozo malagueño en el que supuestamente cayó el pequeño Julen, informan medios españoles.

Se trata de un fragmento de cabello que tras la correspondiente prueba de ADN se determinó que pertenece al niño.

La tragedia tuvo lugar el  13 de enero en Totalán, en la provincia de Málaga, sur de España. Al parecer, Julen, de dos años, cayó en el pozo de 100 metros de profundidad y unos 25 centímetros de diámetro, lo que dificulta su búsqueda.

“Ahora tenemos evidencia científica de que el menor está allí”, dijo la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.

Julen desapareció durante una comida familiar en una propiedad rural en el área conocida como Dolmen del Cerro de la Corona, donde una prima lo vio desaparecer repentinamente debajo del suelo.

Los rescatistas están perforando dos túneles separados al lado del pozo en un último intento de salvar al niño. Les ayudan unos mineros de la región norte de Asturias. Además, una empresa que participó en el rescate de los 33 mineros chilenos atrapados en una mina también colabora en la geolocalización del pozo.

La perforación en la que cayó Julen fue hecha de manera ilegal por alguien que buscaba agua subterránea. El orificio estaba sin sellar, cubierto solo por rocas.

El 15 de enero, los rescatistas encontraron una pequeña bolsa de dulces en el pozo con una cámara robótica. Los rescatistas y la familia del menor aún no pierden esperanza ya que abajo del pozo parece haber una bolsa de aire que le permitiría respirar.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.