La razón por la que los conductores de UPS evitan girar a la izquierda en sus rutas (y quizás tú también deberías)

En el año 2004, UPS anunció una nueva política para sus conductores: la forma correcta de llegar a cualquier destino era evitar los giros a la izquierda, incluso si eso significaba seguir una ruta que no era la más rápida. ¿Por qué demonios lo hacían y qué hay de cierto en la idea?

Desde entonces, la compañía le da a cada conductor una ruta específica a seguir y eso incluye una política donde nunca deben desviarse al tráfico que viene de frente (normalmente a la izquierda) a menos que sea absolutamente necesario. Esto significa que las rutas a veces son más largas de lo que tienen que ser.

Lo cierto es que la idea fue el germen de algo que ocurrió en el año 2001, cuando se mejoró el software y los sistemas de seguimiento de forma que los servicio de entrega de paquetes podían ser examinados de forma más detenida junto a las rutas de las furgonetas que llevaban los paquetes.

Como la empresa de logística con decenas de miles de vehículos y varios cientos de aviones que es, gran parte del negocio de UPS se puede condensar a una serie de problemas de optimización en torno a la reducción de la cantidad de combustible usado, el ahorro de tiempo y el uso más eficiente del espacio.

De hecho, y para que veamos hasta qué punto controlan el detalle, las furgonetas en las instalaciones de UPS se estacionan a tan solo unos centímetros de distancia con sus espejos laterales superpuestos para ahorrar espacio.

Sea como fuere, en 2004 los ingenieros de la compañía encontraron que los giros a la izquierda eran un obstáculo importante para la eficiencia. ¿Por qué? Porque decían que los giros contra el tráfico de frente (hablando siempre de países donde se conduce por la derecha, en casos como Reino Unido se trata de no girar a la derecha) provocaban largas esperas en los carriles para girar a la izquierda, lo que se traduce en un desperdicio de tiempo y combustible, y también señalaban que derivaba en un gran número de accidentes.

Contra todo pronóstico, al trazar rutas que implicaban “una serie de bucles a la derecha”, UPS mejoró las ganancias y la seguridad al tiempo que promocionaba su política, a su vez respetuosa con el medio ambiente. A partir de 2012, la regla del giro a la derecha combinada con otras mejoras, ahorró una cantidad ingente de combustible y redujo las emisiones por el equivalente a tomar 5.300 automóviles en la carretera por un año.

De hecho, el mítico programa Mythbusters envió un camión para entregar paquetes siguiendo una ruta normal y girando a la izquierda sin tener en cuenta la ruta de UPS. Efectivamente, encontraron que el enfoque de UPS ahorraba más gasolina aunque tomó un poco más de tiempo.

Sea como fuere, el éxito de la política de UPS plantea la pregunta: ¿y si todos evitamos girar a la izquierda (o a la derecha, según el país en el que nos encontremos), mientras conducimos por las ciudades? Si todos lo hicieran, el ahorro de carbono sería enorme y probablemente habría mucha menos congestión.

En teoría debería ser así, sin embargo, en la práctica es más complicado y la mayoría de las personas probablemente solo cambien su estilo de conducción si se benefician personalmente de ello. [The Conversation]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.