Limpia traseros real: Un vergonzoso e insólito trabajo

A lo largo de la historia de la humanidad han existido trabajos inexplicables, increíbles y muy extravagantes. En la realeza esto siempre estuvo muy presente debido a las grandes exigencias y deseos que se les ocurrían a los monarcas y principales mandatarios. El limpia traseros real fue uno de estos exóticos y peculiares cargos.

Groom of the Stool – Limpia traseros real

Escuchar esto hoy en día es realmente inaudito, extravagante y un poco descabellado, sin embargo desde el siglo XVI y por un largo tiempo el puesto de ”Groom of the Stool” -Limpia traseros de la realeza-, fue uno de los más cotizados y llamativos dentro de la corte real de Inglaterra.

Además, el trabajador podía correr con suerte y tocar con un rey sencillo y con una buena dieta, pero si este era amante de las comidas abundantes, de los festines y banquetes, el trabajo que le esperaría iba a resultar ser una tortura real.

El rey de Inglaterra y señor de Irlanda, Enrique VII, habría sido el primer monarca de la historia que sintió aquella curiosa necesidad de que alguien se encargase del mantenimiento y limpieza de su ”trasero de sangre azul”.

Pronto el cargo fue adquiriendo mayor importancia y relevancia, dado que el joven que se encargaba de estas labores pasaba largos momentos de calidad en intimidad con el Rey asistiéndole y ayudando a que este retirase sus pesados, estrafalarios y caros ropajes para que pudiese hacer sus necesidades biológicas de forma tranquila y relajada.

Un cargo realmente lleno de responsabilidades

Estar en este puesto no era para nada fácil, requería la mayor parte del día cargando toallas y recipientes, arrastrando y llevando consigo la pesada silla ´para defecar por todo el palacio y detrás del rey, estar al pendiente de la dieta y horarios de comidas del monarca y organizar su agenda en base a los hábitos del tracto gastrointestinal real. Nada fácil, ¿verdad?

Además era necesario tener cierta educación debido a que había que darle conversación al soberano en sus momentos de ”descargue”, por esto se solía otorgar el cargo a jóvenes de la aristocracia.

De hecho, la importancia de este empleo fue tal que prácticamente todas las familias que pretendían surgir y obtener una mayor posición ante la sociedad ansiaban tener a uno de sus miembros familiar al cargo del trasero más importante del país.

¿Te hubiese gustado realizar este trabajo?

Si los jóvenes realizaban de manera exitosa su trabajo, generalmente eran recompensados con una muy generosa paga, se les regalaba la ropa usada del monarca y podían hasta convertirse en secretarios personales del rey.

Durante los cuatro siglos que existió formalmente el ”limpia traseros del rey”, el cual fue abolido y eliminado en 1901 bajo el reinado de Eduardo VII,se produjeron excasas incidencias destacables y relevantes. 

Henry Norris, fue uno de estos destacados casos, ya que fue ejecutado por orden de Enrique VIII tras ser acusado de prestar atención especial a los órganos sexuales de la reina Ana Bolena.

Ana Bolena

Ana Bolena

Jorge III de Reino Unido -mejor conocido como ”El rey loco” usó durante su tiempo en el trono nada menos que a nueve jóvenes dispuestos a limpiar su trasero. Uno de ellos, John Stuart, llegó a ser Primer Ministro Británico, lo que demuestra la certeza de esa curiosa creencia popular de que ”cuidar bien ciertos culos te puede ayudar a ascender”.

Fuente: publico.es

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.