Por qué no deberías tirar a la basura las cáscaras de huevo (o la sorprendente utilidad que le puedes dar en tu dieta)

La gran mayoría de las personas que consumen huevos tiran sus cáscaras a la basura. Sin embargo, lo que muchos no saben es que estas pueden tener una segunda “vida” proporcionándole a nuestro cuerpo todo tipo de nutritivos esenciales. Esta es la fórmula para consumirlas adecuadamente.

De esto va la pieza de los chicos de Science Insider, quienes comienzan explicando que cada año, solo en Estados Unidos, la industria alimentaria es responsable de alrededor de 150.000 toneladas de desechos de cáscaras de huevo. Normal si, como decíamos, es norma en casi cualquier hogar que acaben en el cubo de la basura si estamos cocinando algo que involucre huevos.

Sin embargo, y por raro que pueda parecer, en lugar de tirarlos podríamos aprovecharlos… comiéndolos. Y es que las cáscaras de huevo son una gran fuente de calcio, ya que contienen un 95% de carbonato de calcio que, por cierto, se usa como antiácido para aliviar la acidez estomacal, la indigestión ácida y el malestar estomacal, todas ellas situaciones que mañana por la mañana más de uno va a tener.

De hecho, una sola cáscara de huevo contiene alrededor de dos gramos de calcio, entre dos y cuatro veces nuestra cantidad diaria recomendada.

Por supuesto, esto no significa que los chicos de Science Insider estén recomendando comernos directamente la cáscara de huevo. En su lugar, nos fan los pasos a seguir para aprovechar los nutrientes de las cáscaras.

En primer lugar, debemos hervirlas para eliminar cualquier bacteria dañina que se encuentre en las cáscaras. Después de que estén bien cocidas, se deben meter en el horno durante 15 a 20 minutos con la temperatura a 90C. Luego debes moler bien las cáscaras hasta que quede en un polvo muy fino, por ejemplo, lo podemos hacer en una licuadora como se aprecia en el vídeo.

El polvo resultante sigue siendo una extraordinaria fuente de calcio y se ha demostrado que, por ejemplo, reduce el dolor y la pérdida ósea en mujeres con osteoporosis senil.

Y no, no necesitas comer el polvo por sí solo. Este se puede añadir a alimentos como el pan, la masa de pizza o los espaguetis. Eso sí, teniendo cuidado, ya tanto demasiado como muy poco calcio puede ser peligroso, ya que el adulto promedio solo necesita un gramo por día. [ScienceInsider]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.