WADA no logró acceder a datos de laboratorio antidopaje ruso hasta la fecha límite

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA) informó que no consiguió acceso a los datos del laboratorio antidopaje ruso Rusada hasta el 31 de diciembre de 2018.

“La fecha límite hasta que las autoridades rusas debían proporcionar el acceso a los datos del laboratorio expiró, la información no fue recibida”, según el comunicado.

Un grupo de expertos de la WADA que llegó a Moscú en diciembre pasado no logró finalizar su misión de recogida de datos necesarios en los plazos establecidos a causa de problemas con los dispositivos que no están certificados en Rusia.

En el documento publicado este martes la WADA afirmó que sus expertos están dispuestos a reanudar el trabajo si las autoridades rusas solucionan el problema que enfrentaron en diciembre.

Se informa que “entre el 14 y el 15 de enero Comité de Revisión de la Conformidad se convocará y revisará todos los elementos disponibles” y dará sus recomendaciones sobre el estatus de Rusada al Comité Ejecutivo de la WADA.

El texto precisa que si el comité de conformidad recomienda declarar Rusada como no conforme al código de la WADA y el Comité Ejecutivo lo acepta, la agencia antidopaje rusa podrá presentar su apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo y este último tomará la decisión definitiva.

Asimismo la WADA notificó sobre la situación y recordó los pasos a seguir al ministro ruso de Deporte, Pável Kolobkov, y el director general de Rusada, Yuri Ganus.

También dijo que continuará con su colaboración con Rusada que consiste en la presencia de un experto internacional independiente en la sede del laboratorio ruso para garantizar el trabajo de antidopaje en Rusia.

El pasado 20 de septiembre, el Comité Ejecutivo de la WADA decidió restablecer como miembro a Rusada con nueve votos a favor, dos en contra y una abstención.

La WADA suspendió a Rusada en noviembre de 2015 por un supuesto programa de dopaje a nivel estatal.

En diciembre de 2017, el Comité Olímpico Internacional (COI) prohibió a la selección rusa participar en los Juegos de Pyeongchang 2018 bajo la bandera nacional, pese a no haber encontrado pruebas del llamado “dopaje institucional” del que se acusó a Rusia.

Moscú negó en repetidas ocasiones cualquier vínculo del Gobierno ruso y los organismos públicos con los casos de dopaje entre los deportistas y aseguró que no solo luchó en el pasado contra este mal, sino que así lo seguiría haciendo en el futuro.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.