Cómo exprimir al máximo el Dock de macOS

Si quieres exprimir todo el potencial de macOS, entonces deberás aprovechar al máximo el Dock, y eso significa modificarlo y personalizarlo para que se adapte a tu flujo de trabajo, a las aplicaciones que utilizas y a la forma en que usas tu Mac. A continuación te indicaremos cómo puedes conseguir ésto.

El MacOS Dock se encuentra en la parte inferior de la pantalla de forma predeterminada, aunque puedes cambiarlo. Abre Preferencias del sistemaen el menú Apple, luego selecciona General y ahí podrás cambiar el Dock a la izquierda o a la derecha.

Desde ese mismo menú se puede personalizar todo tipo de opciones del Dock: Puedes cambiar su tamaño, la intensidad de ampliación que se activa cuando mueves el puntero del ratón por encima del Dock (o desactivarlo por competo), y muchas cosas más.

Las casillas de la parte inferior te dan aún más opciones para que pruebes. Desmarca la casilla Ocultar y mostrar automáticamente el Dock para tener el Dock permanentemente en pantalla, por ejemplo, o desmarca la opción Mostrar aplicaciones recientes en el Dock si no deseas que ocupe más espacio del necesario.

También hay otras opciones para lanzar aplicaciones, no lo olvides: Cmd+Espacio abrirá la búsqueda de Spotlight, que puedes usar para encontrar aplicaciones, y si pellizcas con tres dedos y el pulgar sobre el trackpad se abrirá el Launchpad.

Añadir y organizar aplicaciones

Hablando del Launchpad: puedes arrastrar aplicaciones al Dock directamente desde él. También puedes añadir accesos directos de las aplicaciones arrastrándolos desde la carpeta Aplicaciones en el Finder, o de cualquier otro lugar de macOS donde haya un acceso directo del programa. Para cambiar el orden de los iconos, simplemente haz clic y arrástralos.

Si tienes un icono de aplicación en el Dock pero no se está ahí siempre, es posible que sea porque esté abierto en este momento, o que esté en la lista de aplicaciones recientes: haz clic y mantén presionado (o Cmd+clic) sobre él, luego elige Opciones y Mantener en el Dock para fijarlo al Dock de forma permanente.

Para eliminar accesos directos del Dock —como todas esas aplicaciones de Apple que vienen de forma predeterminada con cada actualización de macOS— simplemente arrástralas hasta que aparezca la etiqueta Eliminar. Otra opción es hacer clic y mantener presionado (o Cmd+clic) sobre un acceso directo, luego elige Opciones y Eliminar del Dock.

Usando un truco de la Terminal, puedes añadir espacios al Dock, si deseas agrupar tus iconos de forma más evidente. En el indicador de la Terminal, escribe “defaults write com.apple.dock persistent-apps -array-add ‘{”tile-type”=”spacer-tile”;}’; killall Dock”y presiona Enter por cada espacio que desees agregar. Estos espacios se pueden reorganizar y eliminar como cualquier otro icono del Dock.

Añadir otros accesos directos

El Dock no solo sirve para tener accesos directos de aplicaciones, puedes tener enlaces a archivos, carpetas y páginas web allí también. De manera predeterminada, verás que hay algunas carpetas que hayas utilizado recientemente, así como aplicaciones que tengas abiertas que aparecerán en el lado derecho del Dock (si está anclado en la parte inferior de la pantalla), pero esta sección se puede modificar si lo necesitas.

Añadir archivos y carpetas es tan fácil como arrastrarlos hacia abajo desde una ventana del Finder. Asegúrate de colocarlos en el lado derecho del Dock, en lugar de colocarlos encima de una aplicación (que abrirá el archivo elegido con dicha aplicación; por si no conocías este pequeño truco).

Captura: Gizmodo

Para añadir páginas web, arrastra el favicon (el pequeño logotipo de la web) desde la barra de direcciones hasta el Dock (en sitios seguros, puede que solo aparezca el símbolo de un candado). Cualquier página sobre la que hagas clic en el Dock se abrirá en tu navegador predeterminado, sin importar el navegador que usases para copiar el enlace en primer lugar.

Haz clic sobre los iconos de carpeta en el Dock para que aparezca una vista previa de sus contenidos y para abrir los archivos (Cmd+clic en el icono hará que cambie la forma en la que aparece). También puedes elegir Abrir en Finder para hacer precisamente eso. Los archivos individuales que haya en el Dock se abren con un solo clic sobre ellos. Para eliminar archivos, carpetas o páginas web del Dock, arrástralos hacia arriba de la pantalla hasta que aparezca Eliminar, o haz clic y mantén presionado (o Cmd+clic) y elige Eliminar del Dock.

Otros extras

Puedes arrastrar archivos desde el Finder directamente sobre los accesos directos de una aplicación para abrirlos con ella, como ya hemos mencionado antes. Otra función que quizás no conozcas es pulsar Option+clic sobre el icono del Dock de la aplicación que tengas abierta actualmente para volver a la aplicación que estabas usando justo antes. Se trata de una forma útil de cambiar entre aplicaciones.

Otro atajo de teclado que puedes usar es Opción+Cmd+clic, sobre el icono de una aplicación, que minimizará todo lo demás que tengas abierto en pantalla y la abrirá.

Otras opciones aparecerán si haces clic y mantienes presionado (o Cmd+clic) sobre un icono del Dock en función del programa que tengas abierto. Si por ejemplo lo haces sobre Preferencias del sistema, el menú emergente te mostrará sus diferentes secciones.

Por último, para ajustar rápidamente el tamaño del Dock, mueve el puntero del ratón sobre una de las líneas de separación, luego arrastra hacia arriba o hacia abajo. También puedes hacer Cmd+clic sobre una línea de separación para acceder rápidamente a otras opciones del Dock, como que se oculte automáticamente o los iconos se vean más grandes.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.