Cuándo y por qué deberías tirar una lata de conserva abollada

Creo que no es necesario insistir en por qué no hay que hacer caso de los consejos financieros de Adam Sandler en sus películas. En Big Daddy,Sandler le dice a su hijo que arroje las latas de espaguetis al suelo (“las latas abolladas se venden a mitad de precio”). No solo es una táctica bastante turbia para ahorrar dinero en el supermercado, sino que también puede ser algo peligroso. Siempre nos han enseñado que no hay que comer los alimentos que vengan en latas abolladas. ¿Por qué?

“Nunca compres o uses latas que estén abultadas, oxidadas, abolladas o que tengan alguna fuga”, me advierte Janell Goodwin, especialista del Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Las grandes abolladuras a menudo llegan a perforar la lata, aunque nosotros no podamos verlo, permitiendo que las bacterias entren en su interior y contaminen los alimentos. Normalmente no podemos ver si una muesca profunda ha llegado a romper la lata o no, por lo que hay que ser cautos y tirar todas las latas que tengan profundas abolladuras, así como las latas que tengan abolladuras a lo largo de sus cierres. En cambio, si solo han sido ligeramente deformadas, no es necesario deshacerte de ellas.

¿Cómo podemos saber cuándo una abolladura es demasiado profunda y hace falta tirar la lata? Según el Departamento de Agricultura, se considera que una lata está muy abollada si puedes “meter el dedo dentro”. Como estas latas pueden suponer “un problema de seguridad alimentaria”, los supermercados están obligados a tirarlas. Pero si odias tener que tirar toda esa comida, todavía hay algo que puedes hacer. Joe Schwarcz, director de la Oficina de Ciencia y Sociedad de la Universidad de McGill en Montreal, señala que puedes hervir el contenido de la lata para matar los microbios o cualquier toxina que haya sido producida por las Clostridium botulinum (las bacterias cuyas neurotoxinas pueden causar el botulismo).

Pero si quieres ser un experto en abolladuras saca papel y bolígrafo, porque no todas son iguales. ¿Abolladuras en los lados sin demasiados pliegues? Seguramente no haya ningún problema. ¿Abolladura en un lado sobre uno de los pliegues? Arriesgado. ¿Abolladura en la parte inferior en una la lata sin bordes? Sin problema. Si no sabes bien a qué me refiero, echale un vistazo a esta práctica guía visual sobre abolladuras (sí, existe de verdad) del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente del Condado de Weld. A pesar de toda esa guía práctica de abolladuras, se recomienda tener cuidado: “En caso de tener dudas, tírala”.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.