Pensaba que las zapatillas inteligentes de Under Armour eran una estupidez. Estaba equivocada

No dejes que nadie te convenza para no comprarte un buen par de zapatillas, son vitales para evitar lesiones al correr. Pero en general, cuando se trata de elegir unas buenas zapatillas, la mayoría de los corredores y los dependientes de las tiendas especializadas se preocupan principalmente por cómo se ajustan a tu pie. Si eliges esto, por lo general, un especialista te hará correr en una cinta para poder analizar qué tipo de corredor eres y qué tipo de zapato se adaptará mejor a tu forma de andar. Hasta ahora, las pulseras de fitness y los relojes inteligentes han sido casi en exclusiva los encargados de monitorizar el rendimiento deportivo.

Eso no quiere decir que las zapatillas inteligentes no existan. El problema es que siguen siendo una categoría relativamente nueva, y solo han comenzado a destacar estos últimos años, sobre todo gracias a Under Armour. Hace tiempo probé un par de las Altra Torin IQ, y la experiencia me hizo dudar sobre la utilidad real de las zapatillas inteligentes. Prometen controlar cosas como los pasos, la cadencia e incluso cómo tu pie golpea el pavimento. Algunas incluso cuentan con aplicaciones complementarias que prometen ayudarte a entrenar en tiempo real. Todo esto suena bien en teoría, pero en la realidad, no ofrecen la misma versatilidad o funciones que las pulseras de muñeca. Por lo general, he encontrado que las zapatillas inteligentes son demasiado caras para lo que ofrecen, se ven limitadas por una conectividad Bluetooth irregular, y simplemente no existen suficientes variedades para adaptarse a cada tipo de corredor.Outstream Video

Por eso era especialmente escéptica cuando Under Armour lanzó su línea HOVR de zapatillas deportivas el año pasado. E incluso tenía más dudas cuando la compañía duplicó el concepto en 2019 con algunos modelos nuevos y “entrenamiento personal sobre la zancada” (básicamente ideas personalizadas sobre tu forma de andar). Dicho esto, después de probarlas durante una semana, debo admitir que Under Armour puede haber dado en el clavo.

Aunque Under Armour tiene varias zapatillas de la línea HOVR, probé un modelo llamado Infinite. Están pensadas para ser unas zapatillas de “amortiguación neutral” diseñadas en pos de la durabilidad, en lugar de buscar mayor velocidad o una amortiguación adicional. Una especie de “zapatilla para todo”, por así decirlo. Existen otras opciones, como las Guardian para aquellos que necesitan algo de estabilidad adicional, o las Velociti 2 para corredores que prefieren zapatillas más ligeras y aerodinámicas, diseñadas para una mayor velocidad.

En una reunión informativa, Under Armour hizo énfasis en toda la tecnología e investigación que hay detrás de estas zapatillas. Cosas como una espuma “suave pero sensible”, goma de alta abrasión en la zona de los talones, unas plantillas especiales, así como una malla más ajustada y medidores diseñados en 3D. Hasta donde puedo decir, después de 10 km de carrera, todo esto de lo que presumen no ha sido solo fanfarronería: las zapatillas Infinite son bastante cómodas para correr. Y, además, tienen un bonito diseño.

Pero lo que más me interesaba era la conectividad de las zapatillas. La zapatilla derecha contiene un chip que se conecta con la aplicación Map My Run (también propiedad de Under Armour). Con élla, puedes obtener mediciones de la distancia, el ritmo, la cadencia y la longitud de la zancada. Impresionante, pero no resulta tan especial si tenemos en cuenta que podemos hacer lo mismo con un Apple Watch, un Garmin tracker o una pulsera Fitbit. Lo más intrigante era la promesa de que estas zapatillas funcionaban también en la cinta de correr y además te proporcionan un entrenamiento personalizado sobre la marcha.

Después de abrir la aplicación Map My Run y ​​emparejar las zapatillas por Bluetooth, puedes hacer un seguimiento de tu carrera, tanto en interior como en exterior. Una vez que hayas corrido al menos un kilómetro y medio, podrás ver información personalizada sobre cómo corres, en función de los datos recopilados por tus zapatillas.

Por ejemplo, las Infinite me indicaron que la longitud de mi zancada durante una carrera de tres kilómetros era de aproximadamente 1,6 metros. Me sugirieron que debería intentar conseguir un rango entre 1,52 y 1,75 metros si quería correr a ese ritmo. Aunque la longitud de la zancada es algo que puedes introducir en los wearables de muñeca para obtener lecturas más precisas, no es algo que sea sencillo de medir por ti mismo. Por lo general, implica matemáticas, ya que tienes que dividir la distancia total entre los pasos. Sin embargo, con las zapatillas HOVR, Under Armour lo calculará por ti.

La aplicación también te proporcionará información útil sobre cuántos de tus pasos se encuentran dentro del rango objetivo. Di dentro de mi rango en el 68% de las zancadas durante mi primera carrera, y lo hice un poco peor en las siguientes. (En mi defensa, hacía demasiado frío debido al Vórtice Polar). También puedes controlar la longitud de la zancada con el tiempo. Solo pude hacer unas pocas de pruebas en el transcurso de una semana, pero sería interesante verificar estos datos a lo largo del tiempo en relación con los entrenamientos y la distancia. A pesar de ello, me parecieron útiles las sugerencias.

Otra cosa que me pareció interesante es que pueden contar tus pasos aunque dejes el teléfono en casa. El chip almacena hasta seis horas de datos de forma continua que podrás sincronizar con la aplicación más adelante. Además, Under Armour me dijo que puede diferenciar entre el trote de recuperación (entre intervalos de trabajo) y cuando termina tu entrenamiento. Eso es vital para cuando corres en ciudad, ya que es posible que tenga que pararte y seguir debido a los semáforos. Funcionó cuando lo probé, aunque descubrí que faltaban algunos minutos cuando fui sin teléfono. Sin embargo, no considero que sea un fallo importante, ya que es un problema que veo a menudo en otro tipo de wearables.

Una cosa que le falta en comparación con los productos de la competencia es algún tipo de guía en tiempo real. Under Armour no da sus consejos hasta después de terminar la carrera, y sería interesante que me dijera mientras corro si debo ajustar mi paso o mi ritmo. Dicho esto, he corrido con zapatillas inteligentes conectadas por Bluetooth antes. Y aunque eran cómodas, el entrenamiento en tiempo real a menudo no estaba bien sincronizado debido a los problemas de conectividad, y todos los comentarios que hacían sobre mi pie y sobre mi ritmo fueron inútiles. Siento que Under Armour tomó la decisión correcta de trabajar con las limitaciones del Bluetooth. Pero al mismo tiempo, esto supone que no puedes realizar ninguna mejora hasta la próxima vez que entrenes.

Las zapatillas Infinite tienen un razonable precio de $120. Las zapatillas para correr más caras (sin ninguna tecnología inteligente añadida) pueden costarte más de $200, sin embargo, parece razonable gastarse entre $90 y $150 por un buen par. Mientras tanto, las zapatillas IQ de Altra Torin que probé se vendían por $200, mientras que las plantillas Arion costaban $230.

Por lo general, ¿quién necesita unas zapatillas inteligentes? Si eres un principiante que no tiene idea del ritmo o el paso adecuados, no es una mala inversión. A la larga, te ahorrará mucho dolor. Lo mismo ocurre con los corredores veteranos que buscan alguna forma de mejorar su entrenamiento. Pero si eres un corredor casual que sabe lo básico y sus zapatillas actuales no necesitan reemplazo, seguramente estés bien así.

En resumen

  • Son cómodas y no son del todo feas ¡Hurra!
  • Tienen un precio razonable ($120), sobre todo si las comparamos con las zapatillas de la competencia.
  • Están integradas con la aplicación Map My Run de Under Armour. Miden cosas como la distancia, el ritmo, la cadencia y la longitud de la zancada.
  • El entrenamiento personal que hace sobre la zancada es útil si planeas cuidar la forma y prevenir lesiones a largo plazo.
  • El entrenamiento en tiempo real hubiera estado bien, pero prefiero analizar mis datos más tarde que tener una conexión Bluetooth terrible.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.