Detienen a dos sospechosos de asesinar a Marielle Franco en Brasil, un año después

Dos expolicías fueron detenidos este martes en Rio de Janeiro como presuntos implicados directos en la ejecución de la concejal negra Marielle Franco y su chofer Anderson Gomes, casi un año después de esos crímenes que conmocionaron a Brasil.

Esas detenciones marcan un primer paso, en espera de que se sepa de dónde salió la orden, desde que Franco, de 38 años, y Gomes fueron acribillados en su auto en marcha en el centro de Rio el 14 de marzo de 2018.

Los detenidos son Ronnie Lessa, de 48 años, un miembro retirado de la Policía Militar (PM), y Elcio Vieira de Queiroz, de 46, expulsado de la PM en una fecha sin determinar.

“Las investigaciones concluyeron, por medio de diversas pruebas, que Lessa fue el autor de los asesinatos, habiendo efectuado los disparos, y que Elcio era el conductor del vehículo Cobalt usado durante la ejecución”, precisó la Fiscalía en un comunicado.

Lessa fue detenido en una lujosa casa frente al mar, en el barrio Barra da Tijuca, zona oeste de Rio de Janeiro, y Elcio en la zona norte de la ciudad.

La operación, transmitida en vivo por la televisión, inspeccionó diferentes residencias en busca de documentos, celulares, armas y otras pruebas.

El asesinato de Marielle Franco dio lugar a masivas manifestaciones y a convocatorias de marchas el jueves, por el primer aniversario del crimen.

La concejal negra y homosexual, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL, izquierda), nacida y crecida en el complejo de favelas de la Maré, se destacaba por su defensa de las minorías y las denuncias contra la violencia policial en esas empobrecidas comunidades donde vive un cuarto de la población de la ciudad.

Su figura fue homenajeada en el carnaval de este año por varias escuelas de samba, entre ellas la popular Mangueira, proclamada vencedora de los prestigiosos desfiles del Sambódromo de Rio.

“Lo que ocurrió en la noche del 14 de marzo fue un intento de silenciar a todos esos movimientos que estaban creciendo: de mujeres negras, de la población LGBT, querían que las mujeres negras abandonaran sus luchas, que la población LGBT se retrajera”, dijo la semana pasada a la AFP su viuda, Mónica Benicio, que participó en el desfile de Mangueira.

– Motivaciones “políticas” –

Según los fiscales del Grupo de Acción Especial de Combate al Crimen Organizado, “es indiscutible que Marielle Franco fue sumariamente ejecutada en función de su actuación política en defensa de las causas que defendía” y que “la barbarie perpetrada el 14 de marzo de 2018 fue un golpe al estado Democrático de Derecho”.

De acuerdo con los fiscales, el asesinato fue meticulosamente planificado durante tres meses.

La demora en apuntar responsables provocó sospechas sobre tentativas de obstaculizar las investigaciones.

Esto motivó una “investigación de la investigación” a cargo de la Policía Federal, que todavía está en curso.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sérgio Moro, afirmó en un mensaje de Twitter que las detenciones de este martes deben ser “un paso más para elucidar este grave crimen y para que todos los responsables comparezcan ante la Justicia”.

La figura de Franco fue vituperada por grupos de ultraderecha. En agosto pasado cobró notoriedad un video en el que tres políticos quebraban una placa conmemorativa de la concejal asesinada, entre ellos Rodrigo Amorim, elegido en octubre diputado del estado de Rio por el Partido Social Liberal (PSL) al que pertenece el presidente Jair Bolsonaro.

– ¿Quién ordenó matar a Marielle? –

“A dos días de que se cumpla un año de la muerte de mi hija es un alivio saber que la policía capturó a los sospechosos (…) Ya era hora te tener una respuesta, pero todavía es necesario saber quién ordenó matarla. La respuesta de su crimen está incompleta”, dijo al portal de noticias G1 Marinete Silva, madre de Franco.

“Es un paso decisivo pero el caso no está resuelto”, dijo a la TV Globonews Marcelo Freixo, diputado federal del PSOL, padrino político y amigo de Franco, para quien es preciso responder “quién ordenó matarla. ¿Cuál es la motivación política? ¿Qué interés existía para matar a Marielle?”.

“Yo convivo con amenazas desde hace diez años. Pero no era el caso de Marielle. Ella no tenía un auto blindado, no tenía un esquema de protección porque nunca recibió ninguna amenaza. No estaba al frente de ninguna acción directa que pudiese generar sospechas” de que sería asesinada, añadió Freixo, que integró una comisión que investigó a las milicias parapoliciales de Rio de Janeiro.

La violencia se acentuó en Rio desde el fin de los Juegos Olímpicos de 2016, con guerras entre bandas de narcotraficantes o de las bandas contra milicias parapoliciales o las fuerzas de seguridad.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.