Las fuerzas antiyihadistas estrechan el cerco en Siria contra el EI

Las Fuerzas kurdoárabes estrecharon el cerco en torno al último reducto del grupo Estado Islámico (EI) en el este de Siria, donde este lunes prosiguen los combates al cabo de una noche de intensos bombardeos que les permitió avanzar en territorio yihadista.

Las Fuerzas democráticas sirias (FDS), alianza de combatientes kurdos y árabes, intentan, con el apoyo de los ataques aéreos de la coalición internacional anti-EI liderada por Estados Unidos, sacar a los yihadistas de su reducto en Baghuz, localidad de la provincia de Deir Ezzor (este), cercana a la frontera iraquí.

El lunes por la mañana, los combates prosiguieron y las FDS consolidaron las posiciones ganadas la víspera en duros combates e intensos bombardeos.

“Nuestras fuerzas avanzan, pero siguen los enfrentamientos”, dijo a la AFP Jiaker Amed, un portavoz de las FDS.

“Nuestras fuerzas han tomado el control de varios inmuebles (del EI). Siguen avanzando esta mañana (del lunes) y ahora rodean a Dáesh por tres ejes, siendo el cuarto el río” Eufrates, precisó un responsable de las FDS, que utiliza el acrónimo árabe para designar al EI.

En lo alto de una colina desde la que se divisa el reducto del EI, una periodista de la AFP pudo escuchar el crepitar de las ametralladoras y las fuertes explosiones de los obuses que aterrizan en el bolsón yihadista, reducido a un pequeño campamento de tiendas de campaña y túneles.

Algunos hombres, probablemente yihadistas, se desplazan rápidamente en el interior del reducto, envuelto en gran parte bajo una nube negruzca.

Acuclillados tras las rocas, los combatientes de las FDS abren fuego contra los yihadistas visibles en los accesos del campamento, relata la periodista.

– Conquistar posiciones –

En un tuit publicado por la noche, el portavoz de las FDS Mustafa Bali afirmó que las fuerzas antiyihadistas conquistaron el domingo “varias posiciones del EI” y “controlan ahora varias posiciones en el interior del campamento”, donde están atrincherados los yihadistas.

“La ofensiva terrestre de las FDS ha sido muy eficaz” se felicitó el lunes el portavoz de la coalición, Sean Ryan.

Las FDS lanzaron la ofensiva contra la última posición yihadista del grupo EI en septiembre pasado. Entonces, el comandante en jefe de las FDS, Mazlum Kobani, dijo que la ofensiva iba a durar un mes.

Pero ésta se vio ralentizada o suspendida en numerosas ocasiones debido a la evacuación de las miles de personas que quedan en este último enclave yihadista

En Baghuz sigue habiendo unas “5.000 personas”, dijo este domingo, basándose en las declaraciones del último grupo de evacuados, Kino Gabriel, portavoz de las FDS, que no quiso adelantar un calendario sobre el final de la ofensiva.

Según Gabriel, desde enero salieron del enclave yihadista unas 64.000 personas, entre las que había 5.000 yihadistas, que fueron detenidos, 25.000 familiares de los yihadistas y 34.000 civiles.

– EL final del “califato” –

La batalla contra el EI es uno de los principales frentes de la guerra en Siria, que entró en su noveno año y causó más de 370.000 muertos y varios millones de desplazados.

La caída de Baghuz significará el fin del “califato” proclamado en 2014, un territorio a caballo entre Siria e Irak, que se ha ido reduciendo de forma progresiva e imparable tras las ofensivas antiyihadistas en ambos países.

En el plano diplomático, el emisario de la ONU para Siria, Geir Pedersen, mantuvo varias reuniones el domingo en Damasco sobre la reanudación de un proceso de “solución política” para el país, con el objetivo de establecer un comité encargado de elaborar una nueva Constitución.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.