¿El sistema social más complejo del mundo? Las castas del hinduismo

El hinduismo es una de las tres religiones con más practicantes en la India, y la misma tiene gran influencia en su sistema de estratificación social, la cual se divide en grupos jerárquicos dependiendo de su grado de pureza.

El sistema está basado en la literatura hindú, específicamente el Púrusha-sukta del Rig-veda, texto sánscrito más antiguo de la sociedad India, en donde se enseña que los seres humanos fueron creados de las diferentes partes del cuerpo de Púrusha (dios o literalmente “el varón”) y que dependiendo de estas partes los humanos fueron clasificados en cuatro castas básicas. 

El hinduismo abarca alrededor de 30 millones de dioses. Siendo Brahman la divinidad absoluta.

Getty Images

El hinduismo abarca alrededor de 30 millones de dioses. Siendo Brahman la divinidad absoluta.

Las castas o “varnas”, funcionan como sistema social basado en la herencia familiar, y se divide en:

Bráhmanas (sacerdotes, religiosos, maestros): Es la casta más alta quienes provienen –según la escritura– de la cabeza de Púrusha. Ellos dominan los rituales de adoración a los dioses, y se consideran los más cercanos a estos.
Kshatriyas (políticos y gobernantes): Simbolizan a los guerreros y provienen de los hombros y brazos. Controlan la administración del Estado y defienden a su país.
Vaishias (comerciantes, artesanos): Son dueños de tierras y provienen de las caderas y muslos del dios. 
Shudrás (trabajadores, sirvientes): Son los conocidos esclavos, la clase trabajadora, y surgen de los pies de su creador.
Finalmente están los Dalits, también conocidos como “parias” o intocables, quienes no pertenecen a ninguna casta ya que no surgieron de ninguna parte del cuerpo de su dios. Es la sociedad más marginada y son considerados totalmente impuros. Quienes sí pertenecen a una casta, evitan contacto con ellos, ya que consideran que esto puede ser dañino para su karma. La discriminación por casta la sufre especialmente este grupo, quienes tienen problemas para conseguir trabajos dignos, vender alimentos, o incluso educarse. 

A los dalits, también se les conoce como parias, intocables, harijan, o panchamas.

Getty Images

A los dalits, también se les conoce como parias, intocables, harijan, o panchamas.

El origen de este sistema indio de castas es frecuentemente ligado a la invasión de los indoiranios, quienes se presume eran de pieles de color más claro y al encontrarse con los aborígenes indios, establecieron este sistema para reglamentar las relaciones y controlar el mestizaje que surgiría de su convivencia. Esta teoría es internacionalmente aceptada, ya que en sánscrito hindú varna, significa literalmente “color”.

Otros sociólogos, aseguran que este sistema surgió para marcar una separación entre las aptitudes de las personas para los trabajos en sus tierras. Y que esta idea funcionó temporalmente, hasta que empezó a prevalecer la herencia consanguínea, más allá de las capacidades reales de los individuos. 

Para entender la fidelidad a esa doctrina, es importante destacar que la base de la moral hinduista consiste en el karma, el deber y la reencarnación. Según sus creencias, el cuerpo es solo un manto ocupado por el alma eterna, y que a través de las innumerables reencarnaciones y el acumulado de acciones de bien (karma), se les permite ascender de casta en su próxima vida. Sin embargo, al nacer deben aceptar y vivir bajo la casta heredada, obligados a actuar bajo las leyes de la misma. 

Las bodas hindúes son acontecimientos repletos de simbolismo, siendo la unión social más fuerte dentro de la religión.

Getty Images

Las bodas hindúes son acontecimientos repletos de simbolismo, siendo la unión social más fuerte dentro de la religión.

Bajo ninguna circunstancia se le es permitido casarse con pertenecientes a otros grupos, estudiar profesiones opuestas a su casta, aceptar alimentos tocados o cocinados por una persona de casta inferior o por ejemplo, el contacto entre shudrás y bráhmanas.

En oposición a este sistema, el budismo a través de movimientos sociales ha promovido la erradicación de estos lineamientos sociales basados en los preceptos religiosos. Adicionalmente, en la Constitución de India, se prohíbe la discriminación contra las castas y se han implementado políticas para mejorar la convivencia y los derechos. A pesar de esto, este sistema aún perdura en gran parte en las zonas rurales de India (donde hay bajos índices de educación), y son las mismas comunidades hinduistas quienes han decidido ser fieles al sistema.

Por Bárbara Pernia | @barbcueto| Culturizando 

Con información de: Wikipedia| UNED Documentos | El País

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.


Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.