Netanyahu promete anexar asentamientos en Cisjordania

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu prometió el sábado anexar los asentamientos judíos en la parte ocupada de Cisjordania en caso de ser reelegido, un cambio drástico de política al parecer con la intención de asegurar el apoyo de su base nacionalista en el último tramo de una cerrada contienda electoral.

En sus cuatro periodos como primer ministro, Netanyahu ha fomentado la expansión de los asentamientos judíos, pero a la fecha se había abstenido de presentar un plan detallado para Cisjordania, a la que los palestinos consideran territorio central para un futuro Estado.

Si Israel anexa gran parte de Cisjordania acabará con toda esperanza de lograr un acuerdo israelí-palestino sobre las condiciones de un Estado palestino en territorios tomados por Israel en 1967.

La llamada solución de dos Estados ha sido desde hace tiempo la opción preferida por la mayor parte de la comunidad internacional. Sin embargo, la mediación intermitente de Washington entre israelíes y palestinos se estropeó después que el presidente Donald Trump reconociera a inicios de su gobierno a Jerusalén como la capital de Israel. Los palestinos, que desean como su capital a Jerusalén oriental, anexada por Israel, suspendieron la comunicación con Estados Unidos.

En fecha más reciente, Trump reconoció la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, una meseta que Israel quitó a Siria en 1967. La medida fue considerada en Israel un obsequio político de Trump a Netanyahu, quien enfrenta el desafío en las urnas del ex jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas de Defensa, Benny Gantz.

Los sondeos muestran una apretada contienda, aunque se prevé que el Partido Likud de Netanyahu tenga mayores probabilidades de formar una coalición de gobierno que la alianza Azul y Blanco de Gantz. Según las encuestas, Likud y otros pequeños partidos judíos derechistas y ultra-ortodoxos obtendrán 60 de los 120 escaños del Parlamento.

El sábado, Netanyahu concedió una entrevista al Canal 12 de la Televisión israelí al comienzo del noticiario transmitido en horario estelar. Netanyahu presentó como logros personales los cambios en las políticas de Estados Unidos hacia Jerusalén y los Altos del Golán porque, afirma, logró persuadir a Trump a que adoptara esas medidas.

Netanyahu se comprometió a no desmantelar ni un solo asentamiento judío y a que Israel retenga el control del territorio al oeste del río Jordán, Cisjordania. Más de 600.000 israelíes viven actualmente en territorios conquistados en guerra, dos tercios en Cisjordania.

El entrevistador preguntó a Netanyahu por qué no había anexado algunos de los asentamientos mayores durante su actual periodo.

“Su pregunta es interesante; si avanzamos a la siguiente etapa la respuesta es sí”, dijo, y agregó que el próximo periodo será decisivo. “Avanzaremos a la siguiente etapa, la imposición de la soberanía israelí”.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.