Nielsen dice que sigue a favor de endurecimiento en frontera

Al día siguiente de renunciar como secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen declaró el lunes que sigue comprometida con las políticas del actual gobierno contra la inmigración ilegal en la frontera sur.

“Seguiré apoyando todos los esfuerzos para lidiar con la crisis humanitaria y la crisis de seguridad en la frontera”, dijo Nielsen, a la entrada de su casa en Alexandria, Virginia, en sus primeras declaraciones públicas desde su dimisión.

Agradeció al presidente Donald Trump “por la maravillosa oportunidad de servirle a mi país”.

Nielsen renunció el domingo en medio de la creciente frustración del gobierno por la gran cantidad de familias centroamericanas que están cruzando la frontera sur de Estados Unidos.

Trump anunció en un tuit que Kevin McAleenan, comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, se convertirá en director interino del departamento. McAleenan es un funcionario fronterizo que goza de buena reputación en el Congreso y en el gobierno. La decisión de nombrar a un funcionario de inmigración para que ocupe el puesto refleja la prioridad que le da Trump a este departamento de gran tamaño fundado originalmente para combatir el terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Nielsen viajó el viernes a la frontera entre Estados Unidos y México junto con Trump para participar en una mesa redonda con agentes fronterizos y policías locales. Allí hizo eco a los comentarios del mandatario sobre la situación en la frontera.

Mientras recorrían una sección de barreras fronterizas recién reconstruidas, Nielsen acompañó a Trump, presentándolo a los funcionarios locales. Posteriormente regresó a Washington en una aeronave de la Guardia Costera mientras que el mandatario continuó con una gira de recaudación de fondos por California y Nevada.

Su carta de renuncia no contenía ninguna insinuación de controversia, a diferencia de las de otros funcionarios que han dejado este gobierno.

“A pesar de nuestros avances en reformar la seguridad nacional para una nueva era, he decidido que es el momento adecuado para que yo deje el puesto”, escribió. “Espero que el próximo secretario tenga el respaldo del Congreso y de los tribunales para corregir las leyes que han obstruido nuestra capacidad para proteger completamente las fronteras de Estados Unidos y que han contribuido a la discordia en el debate en nuestra nación”.

Nielsen estaba cada vez más frustrada por lo que consideraba una falta de respaldo de otros departamentos y una creciente intromisión de parte de asesores de Trump, señalaron tres personas al tanto de los detalles de su renuncia, las cuales hablaron a condición de guardar el anonimato porque no están autorizadas a declarar sobre el asunto.

Acudió a la Casa Blanca el domingo para hablar con el presidente sin saber si sería despedida o renunciaría. A fin de cuentas renunció, aunque no fue obligada a hacerlo, señalaron.

Aunque los asesores de Trump avizoraban un cambio de personal en Seguridad Nacional y ya habían retirado la nominación para otro puesto clave en cuestiones de inmigración, el suceso del domingo fue inesperado.

Queda la incógnita de cómo McAleenan asumirá el cargo. Teóricamente la subsecretaria de gerencia del departamento, Claire Grady, es quien debería asumirlo, y ella debería erenbunciar o ser despedida para que McAleenan ascienda.

“El presidente trabaja muy bien con Kevin McAleenan. Ha hecho un trabajo increíble con la administración y esperamos que esa relación de trabajo continúe”, dijo el vocero de la Casa Blanca Hogan Gidley a reporteros el lunes.

Habló del “extenso conocimiento” de McAleenan sobre temas migratorios y expresó esperanzas de que el cambio de gerencia desembocará en “cambios masivos” en la frontera.

Nielsen, quien dijo que permanecerá en el cargo hasta el miércoles, es la más reciente de una larga lista de funcionarios que han abandonado el gobierno en tiempos recientes. Las numerosas renuncias han creado vacíos en la administración a un nivel sin precedente, debido al temperamental estilo de gerencia del mandatario, su insistencia en ciega lealtad y su afinidad por improvisar medidas importantes sin consultar primero a sus asesores.

Nielsen era la mujer de mayor perfil dentro del gabinete. Otras entidades tampoco tienen director permanente: Patrick Shanahan está de interino en el Departamento de Defensa tras la salida de Jim Mattis y el despacho de la Casa Blanca ha estado a cargo interinamente de Mick Mulvaney tras la renuncia de John Kelly.

___

Contribuyeron a esta nota las corresponsales de The Associated Press Jill Colvin y Lisa Mascaro.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.