5 datos sobre el trastorno bipolar: una patología incomprendida

El trastorno bipolar es una de las enfermedades mentales más conocidas por las personas, sin embargo también es una de las menos comprendidas y mal interpretadas. Con estos 5 datos, conoce más sobre la bipolaridad, sus mitos y verdades.

¿Qué es el trastorno bipolar?

La bipolaridad es un trastorno mental grave que afecta el pensamiento, la actitud y los sentimientos de las personas que lo padecen. La característica principal de este trastorno son los extremos cambios de ánimo, sin embargo también perjudica la racionalidad, la memoria y concentración, el apetito y hasta el deseo sexual, dependiendo de cada persona.

Los cambios de ánimo generados por el trastorno bipolar consisten en periodos de hipomanía y la depresión. El primero consiste en una actitud maníaca más leve y prolongada, es decir, la persona actúa de manera hiperactiva y eufórica, sobrevalora sus capacidades e ignora los riesgos.

Estos episodios de hipomanía suelen ser seguidos de estados de depresión. La gravedad de estos cambios de ánimos depende del tipo de bipolaridad que padezcan. La ciclotimia es la forma menos grave de bipolaridad, seguida del tipo II y de tipo I, esta última es la más peligrosa pues los episodios de hipomanía pueden durar hasta una semana.

Un trastorno mental grave que afecta el pensamiento, la actitud y los sentimientos de las personas que lo padecen. | Foto: Pixabay

Inestabilidad emocional

Hay personas que tildan de bipolares a conocidos luego de cambiar su humor rápidamente, pero la realidad es que el trastorno bipolar es una enfermedad mucho más grave que cualquier cambio de ánimo durante una discusión.

El trastorno bipolar puede traer severas consecuencias en la persona, desde dejar su trabajo, dormir menos de 4 horas diarias debido a su estado enérgico y tomar decisiones peligrosas que afecten su vida.

Tampoco debe confundirse la bipolaridad con el trastorno de personalidad múltiple, que por su parte tiene que ver con problemas de identidad en la que una persona presenta diversas personalidades.

Causas el trastorno bipolar

El padecimiento del trastorno bipolar suele estar vinculado con factores genéticos, entre el 80% y 90% de los casos la persona tiene familiares con algún tipo de depresión. También puede ser causado por problemas biológicos generados por un desequilibrio bioquímico que altere la producción de hormonas o el funcionamiento de neurotransmisores.

El factor ambiental también puede provocar el desarrollo del trastorno bipolar; incluso algunas investigaciones sostienen la posibilidad de desarrollar esta condición con el uso de drogas como la cocaína, anfetaminas, el éxtasis o la marihuana. Asimismo, algunos fármacos para la tiroides o corticosteroides parecen estar vinculados a esta alteración del estado de ánimo.

Personas peligrosas e infelices

Comúnmente se cree que los bipolares son personas peligrosas que pueden herir a terceros, pero diversas investigaciones han comprobado que a pesar de que algunas veces actúan de forma impulsiva e imprudente bajo un estado hipomaníaco, es poco probable que afecte a terceros, pues suelen hacerse daño ellos mismos.

Igualmente existe el mito de que una persona bipolar nunca es feliz ya que vive sometida a constantes cambios de ánimo entre depresión e hipomanía. Si bien en caso de no seguir un tratamiento médico esto puede suceder, la verdad es que los bipolares también viven estados anímicos equilibrados como los de cualquier persona sana.

De hecho, algunas personas famosas y exitosas como Britney Spears, Catherine Zeta-Jones, Mel Gibson, Demi Lovato y hasta Kurt Cobain fueron diagnosticados con trastorno bipolar.

Es un mito que los bipolares son personas peligrosas | Foto: Pixabay

El tratamiento es peligroso y adictivo

A pesar de que la mayoría de los fármacos recetados en los pacientes bipolares suelen ser antipsicóticos, antidepresivos y estabilizadores de humor, esto no significa que pongan en riesgo a la persona o que la haga adicta, pues el médico especializado se encarga de recetar la cantidad necesaria según la necesidad del paciente, lo que evita que se haga adicto a la medicina.

Además el tratamiento puede ser complementado con psicoterapias en la que un psicólogo especializado trata en diversas sesiones tanto al paciente como a las personas cercanas, lo que mejora el avance del afectado. Cabe destacar que los fármacos son imprescindibles en el tratamiento de la persona con bipolaridad y sin ellos la enfermedad puede empeorar.

Esta patología afecta a más de 140 millones de personas en el mundo según datos suministrados por el jefe de Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Clínic de Barcelona, Eduard Vieta en 2014 durante el XVI Congreso Mundial de Psiquiatría, sin embargo un 49% de estas personas no han sido diagnosticadas y un 30% no reciben el tratamiento adecuado.

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.