Gobierno de Curazao chequeará a todos los pasajeros a bordo de barco de la Cienciología

El gobierno de la isla caribeña de Curazao indicó este sábado que chequeará a todos los pasajeros a bordo del crucero “Freewinds” de la Iglesia de la Cienciología, antes de autorizar el desembarque luego de que se declarara un caso de sarampión a bordo.

El “Freewinds” zarpó el jueves de Santa Lucía para dirigirse a Willemstad, en Curazao, su puerto base.

Según el sitio de geolocalización marítima myshiptracking.com, el buque llegó a Curazao hacia las 09H00 locales (13H00 GMT).

“Se llevará a cabo una investigación para determinar quién será autorizado a dejar el navío sin que constituya una amenaza para la población de Curazao”, indicó el gobierno de la isla caribeña en un comunicado este sábado por la mañana.

Las autoridades sanitarias “vacunarán y chequearán a todas las personas a bordo que hayan recibido la vacuna”.

“Curazao toma todas las precauciones necesarias para tratar el caso de sarampión a bordo del ‘Freewinds'”, añadió.

Según las autoridades de Santa Lucía hay unas 300 personas a bordo de este navío de pabellón panameño.

El barco había llegado el martes a Santa Lucia, donde fue puesto en cuarentena por las autoridades sanitarias, porque había a bordo una persona de la tripulación con sarampión.

El “Freewinds”, de 134 metros de eslora, es utilizado por la Iglesia de la Cienciología como lugar de retiro.

De acuerdo con la doctrina de la Cienciología, los humanos están habitados por un espíritu inmortal llamado “thetán”, que “anima” el cuerpo en el que viven temporalmente.

Pasar una temporada en el “Freewinds” es un requisito necesario para alcanzar el nivel 8 de “Thetán Operante”, que es el máximo nivel de espiritualidad.

El gobierno de Curazao pide asimismo a las personas que podrían haber estado en el “Freewinds” entre el 22 y el 28 de abril que se presenten ante las autoridades sanitarias.

Varias personas participaron en eventos que se organizaron varios a bordo del barco cuando fondeaba en Curazao antes de partir hacia Snata Lucía, explicó el gobierno.

“Es imperativo desplegar todos los esfuerzos (necesarios) para evitar la propagación de esta enfermedad a nivel internacional” y local, estimó el gobierno, recordando sin embargo que la mayoría de la población no corría riesgo.

Según las informaciones del gobierno el barco navegó “varias veces entre Curazao y Aruba en las últimas semanas de abril”, antes de dirigirse hacia Santa Lucía a fin de abril.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.