La verdadera historia de Nicolás Flamel y la Piedra Filosofal

Un hombre lleno de sabiduría y de buenas costumbres, impresionó a todos los intelectuales de la época por su maravillosa inteligencia. Su búsqueda constante por el elixir de la vida lo convirtió en una de las figuras más representativas de la alquimia, aunque su nombre muchas veces esté relacionado con misteriosas fábulas y leyendas.

¿Quién fue Nicolás Flamel? El misterioso alquimista

Nicolás Flamel, nació en el año 1330, en Pontoise- Francia. Desde pequeño recibió una muy buena educación, era un joven inteligente y se le facilitaban las ciencias y los idiomas. Comenzó a trabajar como escritor de leyes en Paris, el título para la época era “escripvain”, una mezcla de escritor con abogado y periodista. La profesión era muy respetada pero no tenía buenos ingresos.

En búsqueda de mejorar su condición económica comenzó a trabajar con el rey Juan II de Francia, en su compañía se convirtió en un bibliófilo. Se dice que pasaba innumerables horas al día leyendo e investigando sobre toda clase de temas. Trabajando con el rey, conoció a grandes personalidades de la época y se volvió un erudito, por su propia pasión por la inteligencia.

Se casó con una joven viuda llamada Pernelle, con quien vivió el resto de su vida. Ella se convirtió en su principal confidente y en su aprendiz, juntos trabajaron en la alquimia y vivieron en una casa que él construyó para ella. No tuvieron hijos.

Una profesión poco aceptada: Soy Alquimista y erudito.

Para la época, todo lo que tuviera que ver con religiones antiguas, mitología y ciencias ocultas, especialmente el alquimismo, era considerado un pecado, todos eran criticados y perseguidos.

Un libro que cambió totalmente la trayectoria de su vida

Convertido ya en un bibliófilo, eran pocas las veces que se negaba a aprender. Una misteriosa tarde, llegó un extraño a ofrecerle un libro antiguo por 2 florines, aceptó la oferta y comenzó a estudiar cuidadosamente cada una de las páginas. Por primera vez, el conocimiento se le resistía, no lograba entender qué decía el libro. Él mismo, lo explica así:

“Después de la muerte de mis padres, logré el arte de vivir, haciendo inventos, sacando cuentas y sumando entre profesores. Hasta que un día, por la suma de dos florines llegó a mi un libro muy antiguo y grande. No era papel ni pergamino, como todos los demás libros, estaba hecha de delicadas cortezas, como de tiernos árboles jóvenes, estaba decorado con figuras y palabras que no podía entender, según yo, eran griegos o algún idioma antiguo que iba más allá de mi comprensión.”

Transformando mercurio en Oro

Junto a su esposa en 1382, logró convertir medio kilo de Mercurio en plata pura. Dos meses después, hizo la misma hazaña, esta vez convirtiéndolo en oro puro.

La historia de la piedra filosofal

La piedra filosofal es una sustancia química muy famosa en el mundo de la alquimia, que supuestamente tiene el poder de convertir los metales en oro. También tiene como función garantizar la vida eterna y producir el elixir de la juventud. Conseguirla era la meta final de todos los alquimistas y al parecer, Nicolás Flamel lo consiguió junto a su esposa.

La famosa piedra no era un tesoro que buscar debajo de la tierra, sino una obra que producir. En su libro «La exposición de figuras Hieroglíficas», la describe como una roca traslúcida de color rojo, cuyo líquido tenía propiedades mágicas. Nadie sabe a ciencia cierta si el descubrimiento de Flamel es cierto, pero es el único alquimista que ha hablado abiertamente sobre el tema y que explicó el procedimiento que utilizó para descubrirla.  Si quieres leer su libro, haz clic aquí. 

La piedra filosofal no solo es la meta de todos los alquimistas, sino también es la fantasía de muchísimos escritores y cineastas. Quizás su aparición más famosa y recordada es en la primera película de la saga «Harry Potter y la piedra filosofal», en la que se el argumento está basado en que la piedra se debe destruir porque es una tentación para la maldad del mundo y que una vez que se destruya, Flamel morirá.

¿Qué sucedió con Flamel?

Nadie sabe a ciencia cierta qué pasó con Flamel, su cuerpo nunca se encontró y sus estudios desaparecieron misteriosamente. Se sabe que su esposa murió primero que él y se presume que él murió cerca de 1418, pero no está comprobado. Lo único que queda de Nicolás, son sus escritos y su antigua casa en París, que resulta ser la más vieja de toda Francia, en 51 rue de Montmorency, 75003.

Su casa fue hecha por él mismo y las paredes están talladas con misteriosos dibujos y teorías, hoy en día funciona como un centro turístico.

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.