OnePlus 7 Pro es una merecida bofetada a todos los móviles de gama alta de mas de mil dólares

En los últimos años, los teléfonos móviles se han puesto por las nubes. Fue ver cómo Apple superaba la barrera psicológica de los mil dólares y lanzarse todos a una carrera de precios en la que los principales damnificados han sido los consumidores. Hacia falta que alguien pusiera un poco de cordura.

Ese alguien ha sido OnePlus, que acaba de repartir una bofetada colectiva a las grandes marcas con el OnePlus 7 Pro, un móvil que vale cada céntimo que cuesta, y que ofrece tanto o más que los gama alta de mas solera con un precio cientos de euros más barato. No puedo decir que el OnePlus 7 Pro sea el mejor teléfono del mercado en todas y cada una de sus características, pero sin duda es el mejor en relación calidad precio ahora mismo. A continuación os invitamos a hacer un recorrido bastante largo por sus secretos.

Una nota previa sobre precios

El OnePlus 7 pro está disponible en tres versiones:

  • OnePlus 7Pro con 6GB de RAM y 128GB: 709 euros
  • OnePlus 7Pro con 8GB de RAM y 256GB: 759 euros
  • OnePlus 7Pro con 12GB de RAM y 256GB: 829 euros

Estos son los precios de salida del 7 Pro según la web de OnePlus en España. Los demás móviles que citamos en la tabla comparativa llevan más tiempo en el mercado, y por tanto sus precios han variado un poco en función de la tienda y de diferentes ofertas. Dicho esto, comencemos…

Acabado

La cubierta del OnePlus 7 Pro está fabricada en cristal siguiendo esa arraigada costumbre de los humanos que tanto sorprende en otros planetas. En otras palabras, vete comprando una funda. La buena noticia es que es el acabado en cristal más bonito que he visto en mucho tiempo. Cuando la unidad de prueba del OnePlus 7 Pro llegó a mi mesa le di un par de vueltas a la caja leyendo las descripciones hasta que me detuve en una palabra y pensé: —¡Oh no! Azul… Odio el azul.—

Dos semanas después tengo que comerme mis palabras igual que me las tuve que comer cuando Huawei lanzó su hoy popular azul Twilight. El terminal es realmente bonito. Tanto como para que merezca la pena comprarle una funda transparente. OnePlus ha dotado la parte trasera del móvil con una lámina reflectante cubierta de varias capas de cristal hasta legar a la última, que es un cristal ahumado que hace que el terminal sea suave al tacto y reluzca sin parecer un espejo. Es prácticamente inmune a las huellas dactilares a menos que las tengas mojadas o sucias.¡Shiny!GIF: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Consideraciones de diseño

OnePlus le ha puesto cariño al diseño del 7 Pro. El bloque de cámaras (tres) está situado en una hilera en el centro de la parte trasera, con el flash y el logo (un discreto 1) inmediatamente por debajo. Hasta ahí estupendo, pero la palabra Oneplus de la parte inferior, en mi opinión, sobra. Lo mismo ocurre con los símbolos legales de Waste Electrical and Electronic Equipment(Me refiero al bendito cubo de basura. Gracias por grabar un cubo de basura en todos nuestros móviles, Unión Europea) y el Conformité Européenne. Se que todos esos símbolos son un requisito legal, pero ¡ugh! Al menos en el OnePlus 7 el brillo del acabado los hace casi invisibles.

Los bordes del terminal son de metal, con un acabado brillante diferente del de la parte posterior, pero lo bastante coherente como para que resulte un placer darle vueltas en la mano y admirarlo. Otro buen detalle es la pantalla. No solo no tiene notch ni agujero gracias a la cámara plegable (más sobre eso abajo) sino que los bordes son simétricos de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Todos tienen la misma anchura. En el lado negativo, la pantalla es curva en los laterales. Muy bonita, pero puedes pulsar algo sin querer al sujetar el terminal si eres de manos grandes.

El OnePlus 7 tiene un habitáculo para Doble SIM, pero no para tarjetas MicroSD. Tampoco tiene el viejo y querido puerto jack de auriculares de 3,5mm. La única manera de conectarle audífonos es mediante Bluetooth o a través del puerto USB-C. La caja del teléfono, por cierto, no viene con adaptador de USB-C a Jack de audio.

Distribución de botones

Poco que decir de los controles físicos del OnePlus 7 Pro salvo que son tremendamente cómodos. El control de volumen está a la izquierda (Como en los iPhone o Samsung), lo que hará que te despistes frecuentemente si vienes de marcas que lo tienen a la derecha como Google o Huawei. Hablando de iPhone, el OnePlus 7 Pro, como sus predecesores, tiene un detalle interesante a la derecha: un interruptor físico para poner el móvil en silencio. Lo bueno es que tiene tres posiciones: sonido, vibración o silencio. Si eres como yo, solo lo usarás una vez en tu vida (para dejarlo en silencio), pero es útil.

La cámara plegable

Así funciona el mecanismo de la cámara plegable.GIF: Jerry Rig Everything

La cámara delantera del OnePlus 7 Pro surge desde una pequeña escotilla motorizada en la parte superior. El fabricante asegura que el mecanismo soporta 300.000 usos y pone un ejemplo revelador: Si usaras la cámara delantera 150 veces al día, aún seguiría funcionando después de 5 años. Para probar su resistencia, la compañía hasta publicó un vídeo en el que colgaba 22,3 kilos de cemento del módulo de cámara desplegado y seguía funcionando sin deformarse. Podéis ver ese vídeo aquí.

El módulo aparece y desaparece muy rápidamente. En el modo de reconocimiento facial el proceso apenas dura un segundo. Otro detalle interesante es que, al igual que ocurre en el Oppo Reno 10x, el módulo de cámara se retrae automáticamente si detecta una caída. He probado esto con una caída de un metro (sobre un colchón) y el módulo se pone a salvo mucho antes de impactar. Un mensaje en la app de cámara informa de la incidencia.

No voy a entrar aquí a discutir las pruebas de resistencia que ha hecho OnePlus. La realidad es que me siento un poco incómodo sabiendo que el teléfono tiene partes móviles motorizadas, pero solo el hecho de poder librarme del notch es una bendición. Lo importante, en este caso, no es mi opinión, sino que OnePlus se ha asegurado de que puedas usar la cámara delantera durante mucho tiempo si se da el caso de que eres un loco de los selfies.

Desbloqueo facial vs sensor de huellas

El OnePlus 7 Pro puede desbloquearse mediante pin, desbloqueo facial, o huella dactilar. Después de probar los tres, mi recomendación es usar el lector de huellas. La razón es sencilla: es mucho más rápido y más seguro que los otros dos con diferencia.

OnePlus ha instalado un nuevo sensor ultrasónico bajo la pantalla que aparentemente mejora el que tenía el OnePlus 6T. No he tenido el placer de probar el anterior, pero sí he testado el del Huawei P30, el del Mate 20 Pro, el del Oppo Reno 10x y el del Galaxy S10.

El del OnePlus 7 Pro los supera a todos por goleada en términos de fiabilidad y rapidez. Usarlo es un verdadero placer. Muy de vez en cuando da error (como todos), pero en ningún caso al nivel que hemos visto en otros modelos.

El desbloqueo facial, sin embargo, no es tan bueno. Para empezar requiere de la cámara delantera, lo que obliga a elegir entre dos configuraciones para activarlo: pulsar el botón de encendido o deslizar hacia arriba el dedo con la pantalla activa.

En ambos casos la cámara aparece y desaparece tan rápido que casi ni la ves, pero el proceso de activar la pantalla y deslizar hace que ya tardes más tiempo que usando el sensor de huellas. A eso hay que añadirle que no es tan seguro. El propio teléfono te advierte que el reconocimiento facial no puede usarse en autenticaciones delicadas como pagos online. La razón es que el OnePlus 7 confía la identificación solo a una cámara. No tiene sensores de infrarrojos, ni de profundidad, por lo que a priori puede ser burlado más fácilmente.

A eso hay que añadir ciertos problemas a la hora de mantener controlada la pantalla cuando está bloqueada. El OnePlus 7 está dotado de sensor de proximidad, acelerómetro y giroscopio, y parece que todos son condenadamente sensibles.

Se puede configurar el terminal para que muestre la hora y las notificaciones en la pantalla bloqueada de dos maneras. La primera es cuando detecta que elevamos el teléfono. La segunda es cuando tocamos dos veces la pantalla. En la práctica, los dos modos hacen que se me encienda la pantalla a la menor oportunidad, así que al final opté por dejar la pantalla siempre apagada a menos que toque el botón de encendido. Esto es más una cuestión mía, que me paso la vida jugueteando con el teléfono en las manos. Seguramente otros usuarios encuentren otra configuración de su agrado. Lo bueno es que hay opciones donde elegir.

La pantalla del OnePlus 7 Pro es un puñetazo en la mesa que no solo borra la imagen (no tan buena) que tenían los modelos anteriores de la casa. Además sienta un precedente sobre cómo debe ser la pantalla de un móvil de gama alta. Todo ello muy a pesar del resto de fabricantes, que van a tener que subirse a un carro al que no querían subir.

Una pantalla gloriosa

¿Qué tiene de especial la pantalla del 7 Pro? Lo primero ya lo comentamos al comienzo de este análisis y es lo que no tiene. No tiene ni notch ni agujero que interrumpa la visión. Lo más importante, no obstante, no es eso, sino el panel que lleva debajo, un AMOLED de 6,67 pulgadas y 1440 x 3120 píxeles (relación de aspecto de 19.5:9 y 516 píxeles por pulgada) a 90Hz. Este último dato es el importante, porque aunque hemos visto estas tasas de refresco de pantalla (y superiores) en teléfonos orientados a los juegos, es la primera vez que vemos 90Hz sobre AMOLED en un móvil de gama alta no gamer.

¿De qué sirve que la pantalla refresque 90 veces por segundo? En esencia, para que cualquier cosa que se mueva en la pantalla (gráficos, vídeos, juegos, animaciones de la interfaz) luzca más suave y fluida. La pregunta del millón es ¿Se nota? Pues sí, pero no es una diferencia sustancial. Se nota especialmente cuando reproducimos contenido en 4K u 8K y a tasas de refresco superiores a 60Hz. Este vídeo de Jacob + Katie Schwarz con imágenes de Perú, por ejemplo, se ve muy bien en cualquier móvil, pero en el 7 Pro es un espectáculo. Si eres un jugador de PC y estas habituado a notar los bajones en FPS cuando juegas online también apreciarás el cambio.

Brillo y color

A nivel de color, la pantalla soporta espacios de color sRGB y DCI-P3, que es un estándar en salas de cine digital de todo el mundo. OnePlus no ha especificado la luminosidad nominal del 7 Pro, y es cierto que a plena luz del Sol el brillo automático debe ponerse al máximo. La pantalla no es tan luminosa como la de otros móviles. Diversos test sitúan el brillo máximo en unos 600 nits. Está a la altura de los Huawei, pero bastante por debajo del Galaxy S10+ o los últimos iPhone.

¿Tiene algún problema una pantalla AMOLED a 90Hz? Sí, tiene exactamente tres. El primero es que es más cara, razón por la que muchos fabricantes se resisten a incorporarla. Este detalle, por supuesto, es incluso más sangrante en este caso si tenemos en cuenta que el OnePlus cuesta mucho menos que la media de móviles tope de gama.

El segundo y tercer problema es el consumo. Más tasa de refresco implica más consumo de batería. De nuevo, OnePlus no ha sido preciso al respecto, pero los primeros análisis hablan de entre un 10% y un 15% más de consumo de energía sobre un AMOLED a 60Hz.

Finalmente, una pantalla a 90Hz implica más carga sobre el procesador que tiene que mover un 50% más de píxeles por segundo. De hecho, y como explica un ingeniero de móviles en Reddit OnePlus ha tenido que modificar la placa con un controlador que admitiera más ancho de banda para la pantalla. Lo ideal sería que la pantalla regulara automáticamente su tasa de refresco en función de los contenidos, pero OnePlus no ha integrado esa función.

El OnePlus lleva lo último de Qualcomm en materia de chips móviles, el Snapdragon 855. Ya de por sí es un chip potente, pero en el dispositivo que hemos probado viene acompañado de 12 GB de RAM, una cifra desorbitada que pocos móviles igualan hoy en día. OnePlus ha desarrollado una plataforma propia de gestión de la memoria RAM que aprende de nuestra forma de usar el móvil y asigna memoria a las aplicaciones que más usamos para que operen a la máxima velocidad posible. A nivel de uso normal del móvil, esto se traduce en que todo abre al instante y las transiciones entre un menú y otro son igualmente instantáneas. El OnePLus 7 Pro es un móvil que da gusto usar.

Uno de los principales cambios que OnePlus ha hecho del 6T al 7 Pro es el sistema de almacenamiento interno, que ahora soporta UFS 3.0. En la práctica, los procesos de lectura y escritura casi han doblado su velocidad. En eso y en la RAM (LPDDR4X) el OnePlus solo tiene un rival en el mercado: el Galaxy Fold.

Sin embargo, la pantalla a 90Hz se cobra su peaje. Eso deja al OnePlus por debajo del Galaxy S10+, el Galaxy Fold o el Mi 9 en pruebas sintéticas como Geekbench.

Refrigeración

El OnePlus 7 Pro no es le único que tiene un Snapdragon 855, pero sí que tiene algo que hace que ese chip rinda aún más: el sistema de refrigeración. Según OnePlus, el móvil tiene un sistema de refrigeración líquida de 10 capas. La compañía no ha ofrecido detalles sobre cómo es la estructura interna de ese sistema, pero podemos asegurar una cosa: En dos semanas de prueba he sido incapaz de hacer que se caliente, ni jugando, ni viendo una película completa. Solo hubo un momento en el que logré que se caldeara un poco: dejándolo al sol mientras grababa un timelapse.

Oxigen OS

La otra parte del mérito del 7 Pro en lo tocante a rendimiento se la debemos al sistema operativo. En 2015, OnePlus dotó a sus terminales de un sistema operativo propio basado en Android. Oxygen OS no es una interfaz sobre Android como la de Samsung o Huawei. Es una plataforma propia que, a primera vista, luce muy parecida al software de Google, pero que por debajo tiene algunos ajustes fabulosos.

Lo que más me ha gustado siempre de Oxygen OS es que sus funciones siempre están más orientadas hacia el lado práctico que estético. El menú que sustituye al de Google, por ejemplo, es tremendamente útil y presume funciones y widgets configurables que realmente acabas usando. Un ejemplo muy sencillo es el saludo que aparece en ese menú. Por defecto es el slogan de OnePlus (Never Settle) pero puede editarse con una simple pulsación larga, lo que lo convierte en una genial herramienta para recordatorios.

En esta nueva versión basada en Android Q, OnePlus no ha introducido muchos cambios. El mejor es una nueva herramienta que permite grabar capturas de pantalla en vídeo de forma fácil y rápida. Por cierto, todos los menús del teléfono que ves en las capturas aparecen en negro porque lo primero que hice fue activar el modo oscuro de Android Q. Es glorioso.

Cómo funciona la triple cámara principal

El grupo fotográfico del OnePlus 7 Pro está dotado de tres cámaras en su parte posterior:

  • La cámara principal, dotada de un sensor Sony IMX586 de 48Mpx (con una resolución de salida combinada de 12Mpx), apertura f/1.6, OIS, y una óptica equivalente a 26mm.
  • Una cámara gran angular con sensor de 16Mpx f/2.2 y óptica equivalente a 17mm. Sin estabilizador.
  • Un telefoto con sensor de 8Mpx, f/2.4 equivalente a un 72mm (3X sin pérdida de calidad) y OIS.

El OnePlus 7 Pro es un candidato muy serio a mejor teléfono del año, pero ese estatus es imposible de alcanzar sin una cámara a la altura. Por fortuna, esta lo está. Publicaciones técnicas dedicadas a probar las cámaras más en profundidad como Dxomark sitúan al 7 Pro a la altura del Galaxy S10 y solo un punto por debajo del Huawei P30 Pro. Pronto os ofreceremos una comparativa más profunda entre los dos terminales. Por ahora, baste decir que el One Plus 7 Pro tiene una cámara de la que se puede presumir en cualquier situación. Eso incluye fotos nocturnas, tomas en interiores con poca luz, selfies en condiciones difíciles, bokeh casi perfecto en modo retrato y un zoom competente, pero no tan espectacular como el del P30 Pro.

En general, las fotos con el OnePlus 7 Pro presumen de un equilibrio de color más natural que las de Huawei o Samsung, cuyos algoritmos de retoque maquillan en exceso la imagen con resultados muy espectaculares pero poco realistas. El modo nocturno me ha sorprendido especialmente. Lo mejor para ver todo esto es hacerlo con ejemplos de cada tipo de imagen en las siguientes galerías.

Jugando con la luz

El Sony IMX586 es un sensor que la japonesa presentó en julio de 2018. Su tamaño de píxel es un poco más pequeño que el IMX486, pero Sony ha compensado eso con un filtro de color Quad Bayer y un sistema de procesado que analiza la información de cada pixel y la compara con la de los cuatro píxeles adyacentes. En situaciones de baja luz, ello permite mejorar la sensibilidad. En condiciones muy luminosas, el filtro actúa como un multiplicador que contribuye a mejorar la nitidez. Según Sony, eso multiplica por cuatro el rango dinámico respecto a la generación anterior, pero todo depende de cómo integre cada fabricante el sensor.

En el caso de OnePlus, parece que han hecho un buen trabajo. La cámara del 7 Pro enfoca rapidísimo gracias a un sistema mixto por láser y PDAF (detección de fase). El enfoque no se marea tanto como el de otros teléfonos, lo que me atrevería a decir que es porque OnePlus confía menos en la fotografía computacional para seleccionar modos de cámara. El sistema automatizado más destacable es algo que OnePlus llama Ultrashot, un HDR avanzado que compensa muy bien las fotos sin pintarlas demasiado.

El balance de color es estupendo. Saca información de las zonas oscuras sin abusar del HDR.

El balance de color es estupendo. Saca información de las zonas oscuras sin abusar del HDR.Photo: Carlos Zahumeneszky (Gizmodo en Español)Escena difícil, con zonas muy oscuras y otras muy iluminadas. El HDR+ del móvil funciona muy, muy bien.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Aunque no tiene modo de profundidad, el nivel de detalle en el objeto en primer plano es muy bueno. En la foto original (sin reducir para este análisis) es aún mejor, pero hay que aligerar la carga de la página.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Una foto con el zoom 3X.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)ADVERTISEMENTYou can go to the next slide after 1 secondFoto al atardecer con zonas muy oscuras . De nuevo, destaca el equilibrio de colorPhoto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)1 / 5

Modo retrato

El problema de los modos retrato es que el efecto bokeh o desenfoque del fondo se hace por software. Esto suele generar artefactos como halos que son especialmente visibles en los bordes del sujeto en primer plano, especialmente en recortes complicados como el pelo. El modo retrato del OnePlus es casi impecable. La única pega, por ponerle alguna, es que no puede editarse a posteriori, como en los Samsung.

El modo retrato es de lo mejor que tiene la cámara del OnePlus 7 Pro.

El modo retrato es de lo mejor que tiene la cámara del OnePlus 7 Pro.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Este recorte a tamaño real de una foto tomada en modo retrato muestra el trabajo del bokeh por software en detalle. En la parte de arriba de la cabeza se nota el límite del desenfoque, pero en general el trabajo con algo tan difícil como el pelo es muy bueno.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)1 / 2

Foto nocturna Vs Modo Nocturno

Incluso en el modo de foto normal, el sensor del OnePlus 7 Pro capta muchísima luz y el resultado son fotos nocturnas muy competentes. El modo nocturno se encarga de captar más luz a cambio de una toma un poco más larga (5 segundos de optimización). Ello mejora el nivel de detalle general de la imagen, con especial hincapié en la iluminación de tonos medios.

Foto tomada en el modo normal de cámara. La luminosidad es muy buena, pero se pierde mucho detalle en partes oscuras como los tejados.

Foto tomada en el modo normal de cámara. La luminosidad es muy buena, pero se pierde mucho detalle en partes oscuras como los tejados.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)La misma foto, con el modo nocturno.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Foto nocturna en modo normal. Está bastante empastada por mi falta de pulso, pero los colores que saca son muy buenos.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)La misma foto, en modo nocturno.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)1 / 4

Una de las cosas más complicadas en una análisis de los modos de cámara en baja luz es que entendáis hasta qué punto es oscura una escena cuando la veo con mis propios ojos. Para daros una idea de lo que hace el modo nocturno, me he tomado una pequeña libertad. He sacado una foto en ese modo, y después he retocado esa misma imagen en Photoshop para tratar de daros una idea de la luz real que había en la habitación. La que to veía con mis propios (y muy limitados) ojos.

Gran Angular

La cámara gran angular del OnePlus 7 Pro es luminosa y hace buenas fotos, pero deforma muchísimo los bordes. Esto es especialmente apreciable cuando hay líneas rectas de por medio, como la pared de una casa. Existe una función de compensación por software que conviene activar, aunque no es perfecta. La cámara gran angular está pensada para paisajes. Por ello es la única sin estabilización. Conviene usarla con cierto reposo.

El gran angular deforma visiblemente en los bordes.

El gran angular deforma visiblemente en los bordes.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)La misma foto, con corrección por software. Sigue viéndose un poco inclinadaPhoto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Finalmente la misma escena en modo normal. Se pierde información por el recorte de focal, pero se gana mucho en gestión de color.1 / 3

Modo Macro

Para mi gusto, la cámara del OnePlus solo tiene un punto débil: el modo macro. No es que funcione mal, es que no lo tiene. Para empeorar las cosas, la focal no permite muchos milagros. Es equivalente a un objetivo 17-78 si sumamos sus tres lentes. El Huawei P30 Pro, por citar un rival que presume de un macro espectacular es un 16-125mm y cuenta con un modo macro específico mediante el asistente de IA . Si nos acercamos mucho al objeto, el autoenfoque del OnePlus 7 sencillamente no enfoca. La buena noticia es que si jugamos con el zoom a distancias muy cortas podemos obtener resultados como estos sin mucho esfuerzo.

Parece Macro, pero no lo es. Es zoom y eso hace que se pierda detalle en zonas difíciles como el centro de la flor

Parece Macro, pero no lo es. Es zoom y eso hace que se pierda detalle en zonas difíciles como el centro de la florPhoto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Lo mismo ocurre con las gotas de agua. La definición no es del todo buena.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)1 / 3

Zoom

El Zoom del OnePlus 7 Pro es un híbrido 3x-10x. No está mal, pero en ningún caso se acerca a las barbaridades de los dos terminales del mercado que más destacan en este sentido gracias a sus objetivos tipo periscopio: el Huawei P30 y el Oppo Reno 10x. De todos modos los resultados son bastante buenos siempre y cuando le busquemos al móvil una superficie estable.

Imagen normal (sin zoom).

Imagen normal (sin zoom).Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Zoom 3X.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Zoom completo 10X. El balance de color no es el mismo y se aprecian bastantes artefactos, pero el resultado no es del todo inusable.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)1 / 3

La aplicación de cámara

Una de las cosas que mas lamento del OnePlus 7 Pro es que su aplicación de cámara no sea un poco más completa. No es para nada una mala app, pero después de venir de la cámara de los Huawei echo de menos la ingente cantidad de modos automáticos predefinidos que tienen modelos como el Mate 20 o el P30 Pro. La cámara del 7 Pro es más austera, tanto que la mayor parte de las veces te encontrarás tomando fotos en el modo pro. La única diferencia entre este modo y el de foto normal es que no tiene el botón en pantalla para saltar entre gran angular, 1X y 3X (se sigue pudiendo hacer con dos dedos) y no tiene el botón para cambiar a la cámara frontal.

Un detalle importante en la aplicación de cámara es el botón de formato de imagen en la parte superior, que es un poco engañoso. Permite elegir entre tres modos: 4:3, pantalla completa o 1:1. La opción de pantalla completa parece tentador, pero lo que hace es recortar las imágenes al formato 19:5,9 de la pantalla. En la práctica, eso funciona como un zoom por recorte, reduciendo mucho la amplitud del objetivo y eliminando información de la foto. Mejor ceñirse al 4:3 y recortar más adelante una foto si lo necesitamos.

Selfies

La cámara plegable delantera del OnePlus lleva un sensor de 16Mpx f/2.0 con un objetivo bastante amplio equivalente a 25mm y HDR automático. Saca muy buenas fotos incluso con baja luz, algo que es muy de agradecer teniendo en cuenta que muchos selfies se toman en interiores poco iluminados. La cámara hasta es capaz de sacar detalle en fotos en las que el fondo está muy mal iluminado como esta.

La cámara frontal tiene un único problema, y al cierre de este artículo aún no he sido capaz de descubrir la causa. Algunas de las fotos aparecen con el balance de blancos alterado de una forma que deja la imagen completamente lavada. Mira estas dos fotos:

La mayor parte de selfies con el OnePlus 7 Pro lucen así de bien en términos de color o contraste, peeeero...

La mayor parte de selfies con el OnePlus 7 Pro lucen así de bien en términos de color o contraste, peeeero…Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)Pero por algún motivo otras salen así. Esta segunda imagen se tomó con segundos de diferencia sobre la anterior. La luz ambiental no había cambiado ni un ápice.Photo: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)1 / 2

Mi hipótesis es que el HDR automático se despista cuando sacamos una foto con mucha luz, especialmente si lo hacemos de espaldas al Sol. Los datos de la foto no ofrecen ninguna pista concreta salvo el ISO de las imágenes lavadas, que es sensiblemente menor, pero dudo que sea eso. De todos modos es un error que ocurre una vez de cada 10.

Vídeo, cámara lenta y timelapse

No soy ningún experto en vídeo (cosa que queda bastante patente en el destrozo a continuación), pero el modo 4K 60Hz del OnePlus es suave, tiene una nitidez fantástica, y no se aprecian artefactos. el problema es que intenté grabar con la cámara fijada al manillar de la bici y la estabilización del móvil no es la de una cámara de acción. Perdón por el desastre.

El OnePlus puede grabar vídeos a cámara lenta en 720P o 1080p. El modo ofrece un buen nivel de detalle, aunque no es posible ajustar la velocidad. A continuación un ejemplo.

En cuanto al timelapse, echo de menos que no se pueda regular la aceleración en el vídeo final. Además tuve la mala suerte de intentar grabar en un día en el que no había nada de viento, así que no os torturaré con tres minutos de vídeo mostrando un campo de hierba inmóvil.

El OnePlus lleva integrada una batería de 4.000 mAh. El cargador se conecta mediante USB 3.0 y eso es todo. El terminal no tiene carga inalámbrica y a OnePlus no le falta razón cuando explica el por qué de esto: es demasiado lenta.

La autonomía del OnePlus es buena, pero no tan espectacular como la de los Huawei. Esto quiere decir que, con un uso normal, nos puede durar dos días justos, pero no los casi tres del Mate 20 Pro. El consumo depende mucho de lo que hagamos. Si nos ponemos a navegar o ver vídeo, fundiremos la batería en unas 10-15 horas. Sigue siendo una marca muy respetable

Cargador(es) y carga rápida

La carga del terminal se realiza mediante USB 3.0 con un formato propietario de carga llamado Warp Charge 30 que se sirve de un cargador de 30 vatios, 5 voltios y 6 amperios. El cargador es muy aparatoso, en la línea de otros supercagadores como el del Huawei Mate 20 Pro.

El teléfono carga de casi cero a 50% de batería en media hora. Lo curioso del asunto es que hemos probado con un cargador de menos vatios (20) y no hay mucha diferencia. OnePlus ha fabricado también un cargador para el auto compatible con Warp Charge 30. Cuesta 49 euros.

Bluetooth vs cable

Como decíamos arriba, el OnePlus 7 Pro no viene con adaptador USB-C a Jack de 35mm, pero por suerte tenía uno en casa para probar la calidad de sonido por cable con unos auriculares relativamente decentes (V-Moda Crossfade M100). Basta decir que no vas a tener problema. Todo depende de los auriculares que le conectes y de la calidad del archivo de audio que le cargues.

El OnePlus 7 Pro integra conexión Bluetooth 5.0 compatible con perfiles de audio A2DP, LE y aptX HD. Este último soporta 24 bits, 48 ​​kHz y 576 kbit por segundo. En otras palabras, la calidad de transmisión de audio por Bluetooth es excelente sobre el papel. Si compras unos buenos auriculares inalámbricos deberías disfrutar de un sonido maravilloso. Durante la prueba del OnePlus no tenía unos buenos auriculares Bluetooth con los que comparar. Tan solo los OnePlus Bullet Wireless 2. De esta frase ya se desprende que no me han gustado especialmente.

OnePlus Bullet Wireless 2

OnePlus ha lanzado una nueva versión de sus auriculares a juego con el 7 Pro y debo confesar que estoy un poco decepcionado. No es que suenen mal. Es que por 99 euros que cuestan me esperaba algo menos aparatoso en un mercado ahora dominado por los microauriculares bluetooth completamente sin cables al estilo Airpods.

Los Bullet Wireless 2 constan de un collar que alberga la batería y la electrónica. De ese collar de goma surgen los cables de los audífonos y una pequeña pastilla para los controles. El conjunto es… lioso.

En el lado positivo, los auriculares suenan limpio, aunque los agudos y medios se imponen demasiado a los graves. Los audífonos se cargan mediante USB 3.0 y cuentan con el mismo sistema Warp Charge, lo que significa que con solo 10 minutos tienes cerca de 10 horas de música. También son compatibles con el asistente de Google y hacen las veces de manos libres para llamadas. Para terminar, al estar conectados a un collar que reposa en los hombros, no se mueven tanto cuando haces deporte, pero no están pensados para ello.

Conclusiones

OnePLus 7 Pro es el móvil que probablemente debas comprar si quieres un Android de gama alta potente, todoterreno y fabricado con una seriedad que debería dar un poco que pensar al resto de marcas.

Con seriedad me refiero a que, salvo por el acabado de la parte posterior, el OnePlus no hace ninguna concesión a funciones que quedan muy espectaculares en una keynote, pero que a la postre no sirven para nada en la vida real. La carga inalámbrica, por ejemplo, es cada vez más un truco de feria para vender más, pero cuando puedes cargar el móvil en 10 minutos ¿para qué quieres forzar la batería a ciclos larguísimos con una base de carga inalámbrica? Lo mismo ocurre con la carga reversible, que es exasperantemente lenta.

El zoom 50x en una cámara es una cifra llamativa, pero en la vida real no sirve para tomar buenas fotos. Es una de esas funciones que solo sirve para que vayas donde tus amigos a decir: “¡¡Mira lo que hace mi móvil!!” y ya no la vuelvas a usar. ¿Resistencia al agua? Puede que te saque de un apuro, pero ¿realmente vas a arriesgarte a darle un remojón?

OnePlus se ha sacado de la manga un móvil mortalmente serio y potente, y lo ha hecho a un precio que hace sospechar que quizá el resto de fabricantes nos la están metiendo un poco doblada últimamente.

A día de hoy hay muchos móviles tan buenos como el OnePlus. Algunos hasta hacen cosas mejor (La cámara de los Huawei P30 y Mate 20 es mejor. Por poco, pero mejor). La auténtica fortaleza del 7 Pro es ofrecer todo lo que ofrece con una relación calidad-precio que ahora mismo es imbatible en modelos nuevos.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.