Boeing anuncia una colaboración junto a la startup de coches voladores Kitty Hawk

Boeing ha anunciado que está trabajando con la startup de taxis voladores Kitty Hawk, para “colaborar juntos y hacer avances en movilidad aérea urbana de forma segura”. No es que este anuncio de bastantes detalles, pero es un signo de optimismo para el futuro de las tecnologías aéreas.

Kitty Hawk ha desarrollado Cora, un taxi volador autónomo y completamente eléctrico que, al parecer, ha funcionado bien este año pasado durante sus pruebas en Nueva Zelanda. Cora es capaz —supuestamente— de volar a 177 kilómetros por hora y a altitudes de entre 150 y 900 metros. Pero no está listo para el público. Al menos no todavía.

“Trabajar con una compañía como Kitty Hawk nos acerca a nuestro objetivo de avanzar de forma segura hacia el futuro de la movilidad”, dijo Steve Nordlund, vicepresidente y gerente general de Boeing NeXt, en un comunicado. “Tenemos una visión compartida de cómo se transportarán bienes personas e ideas en el futuro, así como el ecosistema regulatorio y seguro que lo sustentará todo”.

Sebastian Thrun, una de las mentes detrás de Google X, es el fundador y CEO de Kitty Hawk y tiene un largo historial de desarrollo de nuevas tecnologías, desde robots de DARPA hasta la autoconducción de los coches autónomos de Google. En resumen, es un tipo contra el que sería mejor no competir.

“Kitty Hawk nació para desarrollar tecnología de vuelo y para aportar cosas nuevas”, dijo Thrun. “Me siento entusiasmado con el hecho de que nuestras compañías trabajen juntas para acelerar la llegada de los vuelos eléctricos de forma segura”.

Aunque no tenemos muchos detalles (o más información real acerca de esta nueva colaboración), es una buena señal para este tipo de tecnología que compañías como Boeing se lo tomen en serio. Y este anuncio definitivamente demuestra que se lo han tomado en serio.

Pero hay que tener en cuenta que Kitty Hawk no está trabajando en un coche volador. Cora es un taxi vertical de despegue y aterrizaje (VTOL). Este vehículo serviría para transportar personas por el aire, pero no un podría pasar de ser un vehículo terrestre a uno volador.

Este anuncio tampoco significa necesariamente que los taxis voladores estén a la vuelta de la esquina. Pero resulta difícil no emocionarse cuando compañías como Kitty Hawk trabajan tan duro para conseguir sus objetivos.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.