Consejo de Seguridad, nuevo escenario de tensiones entre EEUU e Irán

El Consejo de Seguridad de la ONU se convirtió este miércoles en un nuevo escenario de la pulseada entre Estados Unidos e Irán, en medio de una escalada de tensiones entre los dos países.

Estados Unidos pidió al Consejo de Seguridad de la ONU actualizar una lista negra de personas vinculadas al régimen iraní, según una carta a la que AFP tuvo acceso el miércoles.

Irán, por su parte, dijo este miércoles al Consejo que no puede salvar “solo” al acuerdo nuclear de Viena de 2015 (JCPOA) con las potencias y del que Estados Unidos se marginó, elevando la presión sobre los países europeos, Rusia y China.

La República Islámica está en proceso de retomar parte de su programa nuclear, luego de anunciar que para fines de junio superará el límite que se le impuso de 300 kg de uranio enriquecido, incumpliendo el compromiso firmado en Viena.

“Irán ha hecho mucho y más de lo que justamente le corresponde para preservar el acuerdo”, dijo el embajador iraní ante la ONU, Majid Takht Ravanchi, quien subrayó que de ahora en más su país no se ocupará de mantener el acuerdo.

Más temprano, miembros europeos del Consejo de Seguridad, criticaron a través de una declaración en común el comportamiento de Estados Unidos tras su salida del JCPOA.

“Lamentamos que Estados Unidos (…) reimponga sanciones (a Irán)”, dijeron en una declaración Polonia, Alemania, Francia y Estonia -país que sustituirá a Polonia en el Consejo a partir del 1 de enero-.

Además, expresaron su “extrema preocupación” frente a los anuncios de Teherán de librarse de los compromisos nucleares asumidos.

– Actualizar la lista negra –

La carta de Estados Unidos al Consejo de Seguridad fue enviada tras una queja de Washington por omisiones en la prohibición de viajar y el congelamiento de activos que se debe hacer cumplir a quienes figuran en una lista de la ONU.

Esa nómina contiene los nombres de 23 individuos y 61 entidades vinculadas a las actividades nucleares de Irán, e incluye a Ghasem Soleimani, jefe de la fuerza Al Quds, rama exterior de los Guardianes de la Revolución, ejército de élite e ideológico de la República Islámica.

Según Estados Unidos, Soleimani viaja continuamente a Irak y el Líbano, violando la prohibición de viajar.

Quienes figuran en esta lista están sujetos a una prohibición global de viajar y a la congelación de activos, sanciones que deben hacer cumplir todos los países miembros de la ONU.

En la carta enviada al Consejo de Seguridad, Estados Unidos se quejó de que la lista no ha sido actualizada con alias y demás información en más de nueve años.

La carta menciona como ejemplo a una compañía iraní de servicios aéreos conocida como Pars Aviation, que según Estados Unidos cambió su nombre a Pouya Air, y el de una empresa sancionada, Oriental Oil Kish, que dicen que opera o tiene vínculos comerciales con otras dos firmas en otro país. Estados Unidos no pidió que se incluyan nuevos nombres de personas o entidades en la lista negra.

El lunes, Trump ordenó imponer castigos unilaterales al líder supremo de la república islámica, el ayatolá Alí Jamenei, y a altos mandos militares de los Guardianes de la Revolución. También se anunciaron sanciones contra el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.