El casino más antiguo del mundo

Han sido tantos los establecimientos construidos para el desarrollo de los juegos azar y las apuestas, que probablemente no se tenga idea de la historia de cada uno; sin embargo, hoy te traemos el más longevo que existe… El Casino de Venecia.

Los casinos son sedes que se han construido a lo largo de la historia para satisfacer la necesidad de entretener aquellas personas que les gustan las apuestas y los juegos de azar. Hay mucho reconocidos en el mundo, como lo son Casino Bellagio, Las Vegas; The Venetian Macau, China; Casino de Monte Carlo, Mónaco; entre otros. Pero te has preguntado ¿cuál es el más viejo de todos?

El Casino de Venecia, conocido en Italia como Casinò di Venezia, es la casa de juego más antigua de Italia, Europa y el mundo. Con más de 400 años en el mercado de las apuestas, fue construido en 1509; sin embargo, no fue hasta 1638 que fue convertido en un casino. Puesto que al principio era el hogar de una prominente familia perteneciente a la nobleza.

Con un estilo arquitectónico renacentista, el lugar está ornamentado con columnas de estilo clásico greco romano; la planta baja contiene don sublimes puertas de corte francés, divididas por una columna con arcos en la parte superior; el techado está pintado por Mattia Bortoloni (maestro de arte barroco), con obras majestuosa que le dan una distinción única al inmueble; finalmente está decorado con magnifica obras de arte, como pinturas, esculturas y candelabros, que le dan viveza y glamour a la estructura

Como dato curioso, fue en este recinto donde el reconocido compositor Richard Wagner murió de un infarto a sus 69 años edad. Por lo cual, se construyó dentro de las instalaciones el Museo Wagner, que cuenta con una gran colección de objetos pertenecientes al compositor alemán.

Por Braulio Coronel | @braulio_coronel | Culturizando
Con información de: casinosfamosos.com

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.