Todo sobre la toxoplasmosis, ¿una enfermedad transmitida solo por gatos?

Son muchas las personas que les temen a sus gatos debido a la posibilidad de contagiarse con toxoplasmosis y no poder tener hijos, sin embargo, se dicen muchas cosas falsas sobre esta enfermedad por lo que te enseñaremos acerca de la toxoplasmosis.

No imaginas la cantidad de gente que abandona a sus gatos al momento de planear un embarazo, o cuando ya la mujer está embarazada. La verdad es que muchos mitos echan toda la culpa a estas mascotas, cuando realmente hay otros factores que la provocan, al igual que existe la manera de prevenirla.

¿De qué trata la toxoplasmosis?

Esta enfermedad es causada por una parásito llamado Toxoplasma gondii, que ingresa al cuerpo humano cuando la persona ingiere carne contaminada o mal cocida, agua infectada con el parásito, usar utensilios sin lavar en donde se haya tratado la carne cruda, frutas y verduras mal lavadas y hasta un trasplante de órgano contaminado.

Por su parte, los gatos son portadores definitivos de este parásito, sin embargo su forma de contagio sucede por medio del contacto con excremento de este animal. Los síntomas de la toxoplasmosis son parecidos a un resfriado común, fatiga, fiebre, inflamación de ganglios linfáticos y, en la mayoría de los casos, no presenta síntomas.

Estudios epidemiológicos aseguran que hasta 50% de la población en Sudamérica está infectada con este parasito, a pesar que la mayoría no se enferman ya que su cuerpo desarrolla anticuerpos haciéndolos inmunes a la toxoplasmosis. 

Getty Images

¿Cómo afecta el embarazo?

La forma más grave de esta enfermedad es la toxoplasmosis congénita, que ocurre cuando una mujer embarazada se infecta con el parásito y lo trasmite al feto, que en casos de no recibir un tratamiento, el bebé podría nacer de forma prematura, con bajo peso, retraso mental, tamaño anormal de la cabeza, convulsiones, calcificación cerebral; y hasta podría causar la muerte.

La etapa más delicada del embarazo son los primeros tres meses, ya que después de este tiempo, el feto se ha desarrollado lo suficiente para no sufrir consecuencias graves. Es posible que la mamá no presente los síntomas de la enfermedad, sin embargo ya el feto podría estar infectado, por lo que es vital realizarse exámenes médicos con frecuencia.

Getty Images

Y qué tienen que ver los gatos

A pesar de que el gato es portador nato de esta enfermedad, son bastante bajas las posibilidades de infectar a las personas, en algunos es hasta nula siempre y cuando se cumpla un cuidado sencillo al animal, alimentándolo únicamente con comida comercial o casera bien cocida y evitando que salga a lugares donde pueda cazar animales como pájaros o ratones.

Además, las personas que tuvieron contacto con gatos infectados ya se habrían vuelto inmunes a la toxoplasmosis, por lo que en caso de quedar embarazada, el parásito no afectaría al feto, esto lo confirma el Grupo de Especialidad de Medicina Felina de la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA).

Cabe destacar que el parásito sobrevive en las heces felinas solamente entre 48 y 72 horas después de la evacuación, luego de esto, el parásito se neutraliza.

Y lo más importante, ¿cómo evitar el contagio?

A pesar que es muy poco probable que un gato te contamine, es importante saber cómo prevenir la toxoplasmosis que posee varias formas de contagio. Aquí te enumeramos algunos pasos para evitarla, sobre todo si estás embarazada.

1) Evitar el contacto directo con heces de gatos, y lavarse correctamente las manos con agua y jabón luego de la limpieza.

2) Si has estado en contacto con gatos, es recomendable lavarse las manos inmediatamente después de acariciarlo.

3) Mantener las manos bien limpias antes y después de comer.

4) Lavar cuidadosamente los utensilios que hayan estado en contacto con carne, frutas y vegetales crudos.

5) Limpiar minuciosamente las frutas y vegetales que vayamos a ingerir.

6) Cocinar bien la carne, en caso de comer en otra casa o restaurante, pedir la carne bien cocida.

7) Lleve periódicamente a su gato al veterinario para asegurar que no esté infectado.

8) Acudir a realizarse exámenes médicos para saber si se está infectado o ya se es inmune.

Por Juan Bacallado | @9jmbg9 | Culturizando
Con información de: American Pregnancy | Actitud Fem | MedLine Plus | Buena vibra

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.