Turistas en Australia capturan el momento en que una araña gigante devora una zarigüeya pigmea

Una mujer llamada Justine Latton publicó esta foto en un grupo público de Facebook dedicado a hablar sobre los invertebrados que habitan en la isla australiana de Tasmania. Su esposo, Adam, captó el almuerzo brutal en un albergue de esquí en el Parque Nacional Mount Field de la isla hace unas semanas, le explicó a Gizmodo en un mensaje de Facebook.

Las zarigüeyas pigmeas son bastante comunes allí”, dijo Latton. “Consideramos que la araña probablemente solo vio una oportunidad y la aprovechó”.

Las arañas huntsman son arácnidos enormes que reciben su nombre por la forma en que cazan activamente sus presas. Por lo general, se alimentan de invertebrados y, a veces, de animales más grandes como las lagartijas.

Las zarigüeyas pigmeas son marsupiales nocturnos, del tamaño de un ratón, que se encuentran en Oceanía. Aunque no está claro qué especie de zarigüeya pigmea estamos observando aquí (he contactado con expertos para que ayuden a identificarla), la isla tiene dos especies, la zarigüeya oriental y la zarigüeya de Tasmania. La última es la zarigüeya más pequeña del mundo. Además, las zarigüeyas son una familia de animales que solo se relacionan de forma distante con los oposums del Hemisferio Occidental y, de hecho, reciben su nombre debido a su parecido con los oposums.

Las arañas que comen pequeños mamíferos no son un evento común, pero sucede. Un estudio reciente documentó 15 casos de artrópodos que se alimentaban de vertebrados en el Amazonas, incluidas ranas, lagartijas, serpientes y un zarigüeya de ratón.

Nuestro compañero Matt Novak me contó que debo recordar a los lectores que no todas las criaturas australianas dan miedo; algunos son bastante agradables. Sin embargo, todos sabemos que el continente está lleno de serpientes mortales, pulpos con suficiente veneno para matar a los humanos, arañas que provocan pesadillas y abejas que son incluso más aterradoras que las arañas.

Por tanto, no debería sorprender a nadie que el país también produjera una araña comedora dentro de un albergue de esquí. Por cierto, los visitantes liberaron a la pareja, explicó Latton, “aunque ninguna araña resultó dañada en el esfuerzo de reubicación (demasiado tarde para la zarigüeya)”.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.