El mariscal rebelde libio Haftar ordena atacar intereses de Turquía

El mariscal libio Jalifa Haftar ordenó a sus fuerzas atacar navíos e intereses de Turquía en el país, tras acusar a Ankara de apoyar a sus rivales del Gobierno de Unidad Nacional en Libia y frenar su ofensiva sobre Trípoli.

De acuerdo con el general Ahmad Al Mesmari, portavoz de Jalifa Haftar, “se dieron órdenes a las fuerzas aéreas para que apunten contra navíos y embarcaciones turcos en aguas territoriales libias”, además de “sitios estratégicos turcos”.

“Se consideran blancos legítimos a compañías y proyectos del estado turco [en Libia]”, advirtió Al Mesmari.

Las tropas que obedecen al mariscal Haftar se lanzaron hace tres meses a la conquista de la capital libia, Trípoli, y acusan al gobierno turco de apoyar al Gobierno de Unidad Nacional, reconocido por la comunidad internacional.

El general Al Mesmari acusó a Ankara de intervenir “en la batalla de forma directa: con sus soldados, sus aviones y sus navíos”. Según él, las fuerzas del GNA obtienen armas y municiones directamente por el Mediterráneo.

Turquía apoya cada vez de forma menos discreta a las fuerzas del GNA, pese al embargo sobre las armas que la ONU impuso a Libia desde la revuelta de 2011, que derrocó al régimen de Muamar Gadafi.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, respondió este sábado que no tenía “ninguna información” sobre esas amenazas de Haftar, aunque prometió “muchas medidas diferentes” si son atacados los intereses de su país.

Erdogan confirmó recientemente que su país aportaba armas al GNA en base a un “acuerdo de cooperación militar” entre Ankara y Trípoli.

Y el 19 de junio, Erdogan consideró que el apoyo militar turco había permitido a Trípoli “equilibrar” la situación frente a las fuerzas de Haftar, apoyadas por Egipto y Emiratos Árabes Unidos.

– Acusaciones y vetos –

Asimismo, el general Al Mesmari acusó a Turquía de haber ayudado a las fuerzas gubernamentales a retomar la ciudad de Gharyan, principal base en la retaguardia para las tropas de Haftar, a un centenar de kilómetros del sudoeste de Trípoli.

Las fuerzas de Haftar habían montado en Gharyan un centro de operaciones desde donde lanzó el 4 de abril su campaña para la conquista de Trípoli, a unos mil kilómetros de su bastión original, la región de Bengasi.

“Todos los ciudadanos turcos en los territorios libios serán detenidos” y “todos los vuelos hacia y desde Turquía serán prohibidos”, apuntó Al Mesmari.

Hay compañías libias que realizan los vuelos hacia Turquía desde aeropuertos en Trípoli y Misrata, aunque el general Al Mesmari no explicó cómo podrán prohibir esos vuelos las fuerzas rebeldes, pues tienen lugar en territorios fuera de su alcance.

Las tropas de Haftar y del gobierno se acusan mutuamente de utilizar mercenarios extranjeros y de beneficiarse del apoyo militar de terceros países.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.