Los misiles descubiertos en una base pro-Haftar en Libia pertenecen a Francia

Francia admitió el miércoles que los misiles de fabricación estadounidense descubiertos en una base del mariscal libio Jalifa Haftar cerca de Trípoli le pertenecen, pero negó haber suministrado estas armas a los rebeldes, lo que violaría el embargo de la ONU en vigor en Libia.

“Los misiles Javelin hallados en Gharian (oeste) pertenecen al ejército francés, que los había comprado a Estados Unidos”, declaró a la AFP el ministerio francés de Defensa, confirmando una información del New York Times.

El diario estadounidense atribuyó el martes a Francia la propiedad de los misiles Javelin de fabricación estadounidense descubiertos en junio por las fuerzas leales al Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) en una base arrebatada al mariscal Haftar, el hombre fuerte del este libio, que lanzó en abril una ofensiva en la capital.

“Estas armas estaban destinadas a la autoprotección de un destacamento francés desplegado con fines de inteligencia antiterrorista”, explicó el ministerio francés, que al mismo tiempo confirmó la presencia de fuerzas francesas en territorio libio.

Estas municiones “dañadas e inutilizables” fueron “almacenadas temporalmente en un depósito para su destrucción” y “no fueron transferidas a fuerzas locales”, aseguró París, que negó haberlas suministrado a las tropas del mariscal Haftar, pero que no explicó cómo terminaron en sus manos.

Estas armas estaban en manos de “nuestras tropas para su propia seguridad” y “nunca se pensó vender, dar, prestar o transferir estas municiones a nadie en Libia”, insistió el ministerio, que tampoco explicó por qué estas municiones, almacenadas en un país en guerra, no fueron destruidas rápidamente.

Las fuerzas leales al GNA, reconocido por la ONU, se apoderaron durante la toma de Gharian de una serie de armas de fabricación extranjera, que presentaron a la prensa. Entre las armas había tres misiles Javelin.

Washington abrió una investigación para descubrir cómo esos misiles de fabricación estadounidense llegaron a un país teóricamente sometido a un estricto embargo de armas desde 2011.

– Llegada de armas –

Inicialmente se sospechó que estos misiles Javelin pertenecían a Emiratos Árabes Unidos, pero ese país lo negó rotundamente.

Según el New York Times, el Departamento de Estado estadounidense concluyó recientemente, en base a sus “números de serie”, que los misiles Javelin “fueron vendidos originalmente a Francia”.

París había comprado unos 260 misiles Javelin a Estados Unidos en 2010, según la Agencia de Cooperación para la Seguridad y la Defensa del Pentágono, citada por el New York Times.

Francia ha admitido haber proporcionado información de inteligencia al mariscal Haftar en la lucha antiyihadista en el este y el sur del país, pero ha negado cualquier tipo de apoyo militar en su ofensiva contra Trípoli.

A pesar del embargo, en los últimos tres meses ha habido informes de entregas de armas en Libia, lo que levanta sospechas de una guerra por procuración entre las potencias regionales.

Fayez Al Sarraj cuenta con el apoyo de Turquía y Catar. Jalifa Haftar con el de Egipto y Emiratos Árabes Unidos y con el apoyo, al menos político, de Estados Unidos y Rusia.

Expertos de la ONU están investigando una posible implicación militar de Emiratos Árabes Unidos en Libia, tras los lanzamientos de misiles aire-tierra de Blue Arrow en abril con aviones teledirigidos Wing Loong fabricados en China, que son utilizados por el ejército emiratí.

Paralelamente, en mayo, el GNA publicó fotos de decenas de tanques turcos en el muelle del puerto de Trípoli.

En tres meses de combates, unas 1.000 personas, entre ellas decenas de migrantes, han muerto en Libia.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.