Vinophonics: el instrumento musical que suena a viñedo y Blockchain

La bodega argentina OpenVino ha tomado la iniciativa de convertir el rastreo Blockchain de las uvas para transformarlo en notas musicales que reflejan la naturaleza del vino.

El viñedo argentino Costaflores está llevando a cabo un proyecto innovador que involucra a la naturaleza, la música y la tecnología Blockchain.

Vinophonics es el proyecto para crear un instrumento musical que interpreta los datos del viñedo y de Blockchain, dirigido por el ingeniero electrónico Toni Gutiérrez.

Unos sensores recogen datos del viñedo Costaflores y los inyectan en una red Blockchain para transformar la naturaleza en datos, números y música. Así como la tierra, el agua, el sol y el viento se transforman en racimos de uva, y luego vino, estos datos recolectados se pueden visualizar en una pantalla, pero también se pueden escuchar.

Esta innovadora forma de ver y escuchar un viñedo también puede ayudar a todos los involucrados en la cadena de producción a comprender los cambios propios de la naturaleza del campo, incluso a larga distancia.

La música del vino

«La música tiene que sonar redonda, gorda, brillante, saturada, viva. Como el vino»

Pero, ¿cómo funciona? Vinophonics es un sintetizador, un instrumento musical de tipo electrónico que, a través de circuitos, genera señales eléctricas que luego son convertidas a sonidos audibles.

El sintetizador Antonus 2600, diseñado por Toni Gutiérrez, se basa en el mítico Arp 2600 de los años 70 y permite que los datos del viñedo puedan convertirse en notas musicales. El sistema Vinophonics consta de dos partes: un sintetizador (Antonus 2600) y un sistema de control con opciones de sonido.

El sistema de control digital, que posibilita la manipulación remota del sistema Antonus 2600, se produce mediante la transmisión de data de Blockchain. Mientras que un editor alojado en la web permite la interacción directa de un usuario conectado. La idea es que una serie de 16 controles motorizados respondan a los datos que se le envía vía WAN.

En esto consiste Vinophonics, en emisiones musicales creadas a partir de los datos climatológicos de un viñedo que podrán escucharse vía streaming en cualquier parte del mundo.

Cultura vinícola y Blockchain

La temperatura, la precipitación, las horas de sol, la humedad y otros datos son determinantes para el cultivo de uva y la realización de vino. Por esta razón los viñedos suelen instalar sensores en los campos para recopilar estos datos que suelen presentarse en gráficos, tablas y más recientemente, en Blockchain.

El uso de la tecnología Blockchain en la industria vinícola no es nuevo. Muchos productores y empresas del sector han adoptado la tecnología para rastrear cada paso en la cadena de producción y asegurar la calidad del producto.

Para el viñedo orgánico Costaflores el uso de la Blockchain empezó con la adopción del proyecto OpenVino, hace unos años atrás. Su propietario, Mike T. Barrow, es un informático y amante del vino que adoptó la Blockchain para comunicar a los consumidores con proceso de producción detrás de cada copa de vino.

Costaflores también es pionera en crear una criptomoneda respaldada en vino: cada token equivale a una botella. Desde OpenVino, el viñedo lanza cada año se una oferta de criptomoneda basándose en la producción obtenida en la vendimia. Además, la bodega es open source, es decir, que todos sus datos están disponibles y a disposición de cualquier persona en Internet.

 “Con estos datos queremos llegar a una autocertificación orgánica de nuestro viñedo: los datos que obtenemos son públicos y se vuelcan en blockchain, con lo cual ya nadie tiene poder de modificarlos, ni nosotros mismos”.

Vinophonics llega a festival en Barcelona

Este fin de semana, Vinophonics está presente en la 26° edición del festival musical Sonar +D, en Barcelona. El evento brinda un espacio expositivo donde se dan a conocer ideas, herramientas y contenidos artísticos innovadores a disposición de creadores y comercializadores. En opinión de Barrow:

Vinophonics busca encontrar nexos entre el mundo físico, sonoro y digital, es un proyecto inspirador y creativo en torno al vino.

«Sonar +D explora cómo la creatividad modifica nuestro presente e imagina nuevos futuros, en colaboración con investigadores, innovadores y líderes del mundo empresarial», se lee en el portaldel evento.

El evento reúne a destacados artistas, tecnólogos, músicos, cineastas, diseñadores, emprendedores, hackers, y más, para promover la inspiración, la innovación y el networking.

Así suena el Vinophonics:

Fuentes: Winestyle TravelOpenVino,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Con información de Diario Bitcoin

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.