El beso comunista más famoso de la historia

Esta imagen es una de las que más se relacionan en el mundo con el Muro de Berlín, pero ¿qué tienen que ver estos dos hombres besándose con el comunismo en Alemania?

Para esos momentos, Alemania se encontraba dividida por el emblemático Muro de Berlín. Alemania Oriental (RDA) se encontraba dirigida por comunistas, de igual forma que la Unión Soviética de aquel entonces.

La visita del Secretario General del Partido Comunista Soviético, Leonid Brézhnev, a la Alemania comunista, de la que era Jefe de Estado en ese momento, Erich Honecker, fue lo que desencadenó todo.

Esta celebración y visita se realizaron para conmemorar el aniversario número 30 de la creación de la República Democrática Alemana.

¿Por qué se besaron?

Para ese momento, el saludo entre líderes comunistas que se estimaban solía ser de 3 besos en la mejilla junto con un abrazo. También, si la relación era verdaderamente buena y conllevaba años de amistad, se saludaban mediante un beso en los labios.

Así fue como ocurrió entre estos políticos del Partido Comunista y fue por medio de un beso en la boca como demostraron su gran admiración y respeto entre ellos y ambos países. Además, con este gesto ratificaban una lista de acuerdos que habían mantenido como acuerdos comerciales y políticas bilaterales entre la Unión Soviética y Alemania Oriental.

En encargado de capturar el momento fue el fotógrafo Regis Bossu. Actualmente podemos ver la imagen intervenida hasta en el propio muro, en sus paredes que aún se mantienen como símbolo de lo que alguna vez fue Alemania.

El artista Dimitri Vrúbel pintó un mural de la famosa fotografía, una vez derribaron el muro en 1989.

En el año 2009, 20 años después, el ayuntamiento alemán pidió al artista que pintara de nuevo la obra, ya que se había deteriorado por el paso del tiempo y había sido víctima del vandalismo.

En la actualidad debajo del dibujo hay una frase en alemán que dice: “Mein Gott, hilf mir, diese tödliche Liebe zu überleben”, traducido al español quiere decir: “Dios mío, ayúdame a sobrevivir a este amor mortal”. Esa frase volvió a ser escrita por su autor una vez repintó el mural.

Aunque, actualmente, esta imagen plasmada en la pared de lo que queda del Muro de Berlín de alguna manera simboliza la caída del mismo y el fin de una era, en su momento representaba todo lo contrario, fue la manera de estos políticos de aparentar que sus sociedades comunistas funcionaban a la perfección.

Titi González Méndez | Culturizando
Con información de adslzone.net

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.