Argentina y China formalizaron protocolo sanitario para exportación de harina de soya

 Los Gobiernos de Argentina y China formalizaron hoy el Protocolo de requisitos sanitarios y fitosanitarios para la exportación de harina de soya argentina al país asiático, luego de 20 años de negociaciones entre ambos países.

La actividad se llevó a cabo en la sede de la Secretaría de Agroindustria en la ciudad de Buenos Aires (Capital Federal) dónde el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Miguel Etchevehere presentó el acuerdo junto con el embajador de China en Argentina, Zou Xiaoli.

El ministro Etchevehere calificó el acuerdo como un “logro histórico”, y destacó la sólida relación bilateral afianzada en los últimos dos años con la firma de unos 12 protocolos sanitarios orientados a ampliar el comercio.

“Firmamos con Aduana china el protocolo sanitario para harina de soya, logrando así la apertura del mercado chino para la exportación de este producto (…) sabemos que esto es un logro histórico porque hemos trabajado muy duro, hace más de 20 años que se quería abrir este mercado”, expuso el funcionario ante los medios de comunicación presentes.

El titular resaltó a China como un mercado de vital importancia por ser el principal consumidor de proteína vegetal del mundo, mientras que Argentina es el primer exportador mundial de harina de soya.

“La cooperación bilateral en Agroindustria tiene un papel clave en la asociación integral entre nuestros países”, indicó Etchevehere, quien además aseveró que “todavía vemos espacios para seguir creciendo en la relación”.

El sector agroindustrial representa el 85 por ciento de las exportaciones de Argentina con destino a China, aportando ingresos por aproximadamente 3.000 millones de dólares en el año 2018, según datos del Ministerio.

En los últimos dos años, se ha concretado la firma de protocolos sanitarios para ampliar el comercio de alimentos y productos como uvas, arándanos, carne bovina, productos pancreáticos, semen y embriones, miel, caballos en pie, carne ovina y caprina, entre otros.

Por su parte, el ministro argentino de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, sostuvo que el acuerdo tiene “un simbolismo particular” ya que “nosotros somos el primer exportador mundial de harina de soya y China es un productor que necesita harina de soya argentina”.

“Este rubro que tenemos ahora tiene una singular importancia para nuestro comercio exterior, para nuestro sector agropecuario y para las relaciones bilaterales con China”, acotó.

Además de ser el principal exportador mundial de harina de soya con más de 50 destinos, Argentina ocupa el primer puesto en las ventas al exterior del aceite de esta oleaginosa, y el tercero de soya en grano (porotos).

Los principales compradores de harina vegetal a Argentina son la Unión Europea (UE), Vietnam, Indonesia, Argelia, Malasia y Australia.

Por su parte, China importa el 92 por ciento de los porotos de soya producidos en Argentina.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, el país lleva exportado durante el año a China unas 4,3 millones de toneladas de porotos de soya, equivalentes al 80 por ciento del total de envíos al exterior.

El volumen comercial entre Argentina y China ascendió el año pasado a 16.280 millones de dólares, una mejora de 18,2 por ciento interanual. China es el segundo mayor socio comercial y el mayor país de destino para los productos agrícolas de Argentina.

Con información de Xinhuanet

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.