Los enigmáticos tuits del Pentágono sobre túneles: ¿se prepara EEUU para una guerra subterránea?

La agencia DARPA de investigaciones avanzadas del Pentágono publicó varios tuits misteriosos en los que anunciaba la búsqueda de instalaciones subterráneas y túneles universitarios y comerciales para investigación y experimentación.

En primer lugar, hubo confusión en cuanto a por qué la agencia necesitaba tales instalaciones en un corto período de tiempo: para el 30 de agosto a las 5 de la tarde (el tuit había sido publicado el 28 de agosto). La agencia también acompañó su publicación con fotos de escaleras mecánicas y pasillos subterráneos oscuros. 

“El espacio ideal sería un ambiente subterráneo hecho por el hombre que abarque varias manzanas de la ciudad con un diseño complejo y múltiples pisos, incluyendo atrios, túneles y escaleras”, escribió la DARPA en un segundo tuit. “Los espacios que actualmente están cerrados a los peatones o que pueden ser usados temporalmente para pruebas son de interés”, agregó. 

En la solicitud, publicada en la página web de los pedidos estatales, se precisa que los especialistas de la DARPA están interesados en tecnologías innovadoras que permitan mapear rápidamente grandes estructuras subterráneas y circular por ellas sin riesgo para la vida.

En octubre del año pasado la agencia había publicado una solicitud que llamaba a los consorcios de defensa a desarrollar tecnologías que permitieran desatar guerras en megaciudades. 

La DARPA afirmaba que el talón de Aquiles de las fuerzas armadas de EEUU era la falta de tecnología fiable para llevar a cabo operaciones de combate en megalópolis con edificios de gran altura y una infraestructura subterránea desarrollada.

El medio estadounidense Popular Mechanics comentó entonces que los militares estadounidenses, posiblemente, tendrían que enfrentarse a las instalaciones subterráneas de Corea del Norte, que almacenan armas nucleares y donde se esconderían los líderes norcoreanos en caso de una guerra.

Los autores del artículo enfatizaron que Estados Unidos y Corea del Sur no tienen ni idea de cómo son estos túneles subterráneos, llenos de callejones sin salida, pozos verticales y espacios estrechos. Es extremadamente peligroso investigar estas instalaciones, ya que es muy fácil que el enemigo se embosque allí.

En busca de una solución para este problema, la DARPA lleva varios años promoviendo un desafío subterráneo: la agencia invita a las empresas a participar en un concurso para utilizar robots controlados de forma remota para buscar objetos específicos en instalaciones subterráneas. 

Ahora la DARPA necesita unas instalaciones más complejas. Cualquier ciudad grande importante cuenta con una vasta infraestructura bajo tierra. El enemigo puede usarla para desplegar rápidamente las tropas, protegerse de los ataques aéreos y de artillería, organizar emboscadas y llevar a cabo una guerra partisana.

Según el columnista de la edición rusa de Sputnik, Andréi Kots, la DARPA tiene que solucionar una serie de problemas técnicos complejos. Uno de ellos es cómo recibir información de los drones que operan bajo tierra, porque es poco probable que una señal inalámbrica logre pasar varios metros de hormigón armado o rocas.

El analista opina que de esta manera EEUU se está preparando para una guerra subterránea.

“Es explicable que los estadounidenses no quieran bajar a los túneles subterráneos”, comenta Kots. Las fuerzas estadounidenses en Vietnam se enfrentaron a un sistema de comunicaciones subterráneo muy desarrollado, utilizado por el Ejército de Vietnam del Norte y los partisanos. A menudo, las instalaciones tenían varios niveles y unas habitaciones bastante amplias que estaban conectadas por unos pasillos estrechos. Una amplia red de túneles subterráneos permitió al Viet Cong desplegar tropas en secreto y aparecer donde menos les esperaban. 

Para destruir esos túneles, el comando de Estados Unidos creó escuadrones especiales de ratas de túnel. Reclutaron a voluntarios de baja estatura, delgados y con unos nervios de acero.

El trabajo de las ratas de túnel se consideraba extremadamente peligroso. Además de emboscadas, había numerosas trampas en los túneles sin salida. A veces, los partisanos usaban escorpiones y serpientes venenosas. Además, una larga estancia bajo tierra afectaba gravemente a la psique. Las bajas entre las ratas de túnel eran enormes.

Unas unidades similares están luchando actualmente en el Ejército sirio. Los terroristas de ISIS —proscrito en Rusia y otros países— y otros grupos yihadistas lograron convertir muchas ciudades del país árabe en verdaderas fortalezas con infraestructura subterránea. Las tropas sirias descubrieron una extensa red de túneles cerca de Alepo que era usada por los terroristas para circular por la zona y entrar en batalla en diferentes sectores del frente. También contaban con un hospital subterráneo con quirófanos, camas y todo el equipo necesario, concluye Kots.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.