El mito de Alcmena: La madre de Heracles

En la mitología griega, fueron muchas las ocasiones en las que Zeus engañó a los mortales para él poder tener relaciones sexuales. De sus aventuras nacieron los héroes más grandes de Grecia. Alcmena fue una de sus “víctimas” para así convertirse en la madre de Heracles.

Poder de la luna  

Alcmena, dentro de la mitología griega, fue nieta de Perseo e hija de Electrión, rey de Micenas. Fue desposada por Anfitrión -también primo de Alcmena-, rey de Tirinto y Argólida y nieto de Perseo. Se le retrató como una mujer noble, de una belleza indiscutible, profundamente enamorada y devota a su esposo. Su nombre, en griego antiguo, significa «poder de la luna».

Anfitrión, cumpliendo con su labor de rey, es descrito como un personaje que siempre se encontraba en batalla. Alcmena era abandonada por grandes períodos de tiempo en los que su esposo debía acudir a la guerra. Zeus se enamoró de su belleza intrínseca, y aprovechándose de la ausencia de Anfitrión, tomó su forma para engañar a la dama. El dios del Olimpo y la nieta de Perseo consumaron su amor en una noche que duró 72 horas, y cuando esta concluyó, Zeus partió. 

Cuando Anfitrión regresó de la guerra, no notó lo que había pasado entre Zeus y su esposa, que también desconocía lo sucedido. La pareja tiene relaciones y al poco tiempo Alcmena nota que está embarazada de gemelos, siendo un hijo de Zeus y el otro de Anfitrión.

Madre de Heracles 

Cuando Hera, esposa de Zeus, descubre la aventura del dios, estalla en cólera y provocó que el embarazo de Alcmena durase más de lo normal. Al final nacieron los gemelos, Heracles, hijo de Zeus, e Ificles, hijo de Anfitrión.

Los hermanos eran muy diferentes, lo que despertó la sospecha de Alcmena y Anfitrión. La mujer descubrió que su primer encuentro sexual había sido con Zeus y decidió contarle la verdad a su esposo. El rey no le creyó, decidió castigarla por adulterio y la condenó a la hoguera.  Antes de que las llamas lograran alcanzar a Alcmena, Zeus intervino con una fuerte lluvia que hizo entender a Anfitrión que su esposa fue honesta y debía sentirse honrado porque dio a luz a un descendiente del Olimpo. 

Anfitrión decidió criar a Heracles, y así lo hizo hasta su muerte. Luego del deceso de su exesposo, Alcmena se casa con Radamantis, hermano del rey Minos. La madre de Heracles murió por vejez, y cuando ello ocurrió Zeus le ordenó a Hermes que la llevase hasta los Campos Elíseos, en donde pasó su eternidad junto con Radamantis, quien fue uno de los tres jueces del inframundo para Hades. 

Gogo Yubari @g_yubari

Parece ser que entre una de sus muchas aventuras amorosas, Zeus tomó la forma del esposo de Alcmena para pasar la noche con ella. El esposo se llamaba Anfitrión. La palabra anfitrión se usa entonces para denominar al que recibe, convida y atiende a sus invitados.

Ver imagen en Twitter

737:14 – 18 sept. 2019Información y privacidad de Twitter Ads17 personas están hablando de esto

Por: Luis Alejandro Mejías / @luis.amt / Culturizando

Con información de Mitología / Hablemos de Mitologías / EcuRed / Foto: Shutterstock

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.