Gobierno francés bajo presión tras fallas de seguridad en ataque en jefatura policial

La presión crecía este lunes para que el gobierno francés explicara cómo la radicalización islámica del hombre que mató a cuatro colegas en la jefatura policial de París no activó las alarmas dentro del servicio de inteligencia en el que trabajaba.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, que tendrá que responder a las preguntas de dos comités parlamentarios esta semana, admitió que hubo “fallas” pero prometió “estrechar el cerco” contra la radicalización.

En un principio, el ministro había dicho que Mickaël Harpon, un experto en informática de 45 años, empleado en la unidad de inteligencia de la jefatura policial de París, nunca dio “la más mínima razón para alarmarse” antes de que se produjera el ataque del pasado jueves. Harpon trabajaba para la policía desde 2003.

Harpon, que era parcialmente sordo, usó un cuchillo de cocina para matar a tres oficiales de policía y a un miembro del personal administrativo de la jefatura -tres hombres y una mujer- e hirió a otros dos en un ataque que duró 30 minutos y que terminó cuando otro agente le disparó en la cabeza.

Más tarde, se supo que el atacante se había convertido al islam desde hace unos diez años y estaba en contacto con miembros del movimiento salafista, una rama ultraconservadora del islam sunita.

Además, en 2015 Harpon había alarmado a sus colegas cuando defendió el atentado contra el semanario satírico francés, Charlie Hebdo, en el que murieron 12 personas. Sin embargo, no se realizó ningún informe para alertar a la jerarquía.

“No hubo alerta en el nivel adecuado en el momento oportuno”, afirmó este lunes Castaner en radio France Inter. “Las señales de alerta deberían haber sido suficientes para lanzar una investigación minuciosa”, añadió.

Según un informe interno, este agente administrativo, que gozaba de la habilitación “secreto defensa”, habría dicho a dos colegas “bien hecho” sobre el atentado contra Charlie Hebdo.

Varios colegas dijeron también que “habían notado señales de radicalización” y que “habían alertado a su jerarquía y pedido consejo a colegas especialistas en esta problemática”, según detalla el informe revelado el domingo por la France Inter.

Para intentar apagar la polémica, Castaner pidió que desde ahora cualquier signo de radicalización “sea señalado automáticamente”.

– Fallas –

Castaner, que excluye dimitir pese a las críticas de la oposición, comparecerá ante el comité de inteligencia del parlamento el martes.

“Vamos a tratar de averiguar cuáles fueron estas fallas”, dijo el domingo el presidente de este comité, Christian Cambon.

El jueves, el ministro comparecerá ante un comité del Senado responsable del reglamento y la administración pública.

En un comunicado publicado en esta jornada, este comité señaló que buscará respuestas sobre “las condiciones que permitieron que un ataque criminal se produjera dentro de la jefatura de policía”.

La vida personal de Harpon había sido sometida a una extensa investigación al principio de su carrera, ya que tenía acceso a información clasificada al trabajar en la división de inteligencia de la Policía de París.

Aunque no tenía antecedentes penales, en 2012 recibió una sanción administrativa por actos de violencia doméstica cometidos tres años antes.

La esposa de Harpon, de 38 años, que había sido detenida para ser interrogada, fue liberada sin cargos el domingo. La pareja había intercambiado 33 mensajes de texto poco antes del ataque.

Su mujer describió a la policía un “comportamiento inusual y agitado” de su marido el día anterior al ataque, confirmado por el vecindario. Un vecino contó al diario Libération que lo escuchó gritar “Allahu akbar!” (Dios es grande) seis veces durante la noche.

burs-meb/age

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.