Las mejores frases de Eleanor Roosevelt

Anna Eleanor Roosevelt fue una de las líderes más influyentes del siglo XX, convirtiéndose en un modelo a seguir para toda una generación. Te presentamos algunas de sus frases más célebres…

El 11 de octubre de 1884 nace Anna Eleanor Roosevelt, escritora y política estadounidense de carácter fuerte que estuvo involucrada en numerosas causas humanitarias a lo largo de su vida.

Eleanor nació en el seno de una acaudalada familia de Nueva York. Fue primera dama y esposa del presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt, con quien se casó en 1905 y posteriormente tuvo 5 hijos.

Roosevelt participó en la política del Partido Demócrata y en numerosas organizaciones de reforma social. Durante su estancia en la Casa Blanca, fue una de las primeras damas más activas de la historia y trabajó para la justicia política, racial y social. Presidió la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas entre 1947 y 1951 y fue delegada en la Asamblea General de las Naciones Unidas entre 1946 y 1952.

Aún después de la muerte del presidente Roosevelt, Eleanor continuó sirviendo como defensora de una amplia gama de cuestiones sobre los derechos humanos, por lo que es considerada una de las líderes más influyentes del siglo XX.

Algunas de las mejores frases de Eleanor Roosevelt

«Las grandes mentes discuten las ideas; las mentes promedio discuten los eventos; las mentes pequeñas discuten con la gente».

«Uno no puede vivir la vida de otro, incluso la de tus hijos. La influencia que se ejerce es a través de tu propia vida, y en lo que te has convertido».

«La vida se hizo para vivirla, la curiosidad debe mantenerse viva. Uno nunca debe, por cualquier motivo, dar la espalda a la vida».

«Nadie te puede hacer sentir inferior sin tu consentimiento».

«Si alguien te traiciona una vez, es culpa suya. Si te traiciona dos veces, entonces la culpa será tuya».

«La comprensión es una calle de dos direcciones».

«Una mujer es como una bolsita de té. Nunca sabes lo fuerte que es hasta que se encuentra en agua caliente».

«La gente joven y hermosa son accidentes de la naturaleza, pero la gente hermosa y vieja son obras de arte».

«No importa cuán simple sea una mujer, si la verdad y la honestidad están escritas en su rostro, ella será hermosa».

«No dejes de pensar en la vida como una aventura. No tienes ninguna seguridad al menos que puedas vivir con valentía, emoción, imaginación; al menos que puedas elegir un desafío».

«¿Cuándo crecerán nuestras conciencias tan tiernas que actuaremos para evitar la miseria humana en lugar de vengarla?».

«No puedo creer que la guerra sea la mejor solución. Nadie ganó la última guerra, y nadie va a ganar la próxima».

«Si la finalidad del tiempo libre es dedicarlo a ver unas horas extras diarias de televisión, nos deterioraremos como personas».

«Lo más importante en cualquier relación no es lo que obtienes, sino lo que das».

«¿Qué se podría conseguir si supiéramos que no podemos fracasar?».

«Se necesita valor para el amor, pero el dolor a través del amor es el fuego purificador que conocen los que aman generosamente».

«La vida es lo que tú haces de ella. Siempre lo ha sido y siempre lo será».

«A menudo puedes cambiar tus circunstancias cambiando tu actitud».

«La felicidad no es una meta, es un subproducto».

Por Diana Carolina Fernandes | @dianacarolina_f | Culturizando

Con información de: Youth for Human Rights | Psicoactiva | Wikipedia | El País

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.