Riesgo de reaparición del EI en caso de incursión turca en Siria

Una invasión turca en el noreste de Siria podría provocar una reaparición del grupo Estado Islámico (EI), según analistas y las fuerzas kurdas, pese al compromiso de Ankara de impedir que se reconstituya el grupo yihadista.

El ministerio turco de Defensa anunció el martes haber terminado los preparativos para lanzar una operación militar contra la milicia kurda en el norte de Siria.

Una operación militar reduciría a cero “años de combates” contra el EI, advirtieron las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), coalición dominada por combatientes kurdos que controla gran parte del nordeste de Siria.

El temido grupo yihadista fue derrotado en Siria en marzo pasado gracias a una ofensiva librada en el este del país por fuerzas kurdas apoyadas por la coalición internacional que dirige Washington. Los kurdos ya habían obtenido varias victorias en el norte del país frente al EI.

– “Células durmientes” –

Aunque el “califato” autoproclamado por el EI ha sido erradicado, el grupo yihadista se ha convertido después en una organización clandestina que tiene células durmientes que siguen llevando a cabo sangrientos ataques o atentados.

“El EI sigue siendo una amenaza que podría extenderse como metástasis, si las FDS desvían sus recursos y atención (…) a una batalla defensiva contra Turquía”, explica a la AFP Sam Heller, del grupo de reflexión International Crisis Group.

AFP/Archivos / Delil SouleimanUn vehículo blindado de EEUU, durante una manifestación de kurdos sirios contra las amenazas turcas el domingo 6 de octubre ante una base de la coalición internacional situada a las afueras de Ras al Ain, ciudad siria en la frontera con Turquía

“La batalla contra el EI no ha terminado. Hay centenares de células durmientes en las zonas recientemente liberadas”, afirma Abdel Karim Omar, alto responsable de Asuntos Exteriores de la administración kurda.

Una ofensiva turca amenazaría también las prisiones y los campamentos, gestionados por los kurdos, que albergan a numerosos yihadistas y a sus familias, advierten las FDS, que dicen temer perder el control de estos centros.

Solamente el campamento de Al Hol, en el noreste sirio, alberga a más de 70.000 desplazados, entre ellos 3.000 familias de yihadistas, según la administración kurda.

“Estos criminales podrían escaparse” afirmó el lunes Omar, según el cual los centros de detención son simples lugares apenas fortificados.

El campamento de Al Hol es considerado como una bomba con “mecanismo retardado”, donde se multiplican los incidentes.

Las miles de extranjeras –entre ellas occidentales– detenidas en Al Hol son “tan peligrosas como los miles de combatientes del EI” encarcelados en otros centros, indica la administración kurda en un comunicado, en el que se citan agresiones diarias con arma blanca, asesinatos e intentos de evasión.

– “Salvar a yihadistas” –

En septiembre, el jefe del EI, Abu Bakr al Bagdadi, exhortó a sus partidarios, en una grabación, a “salvar” a los yihadistas y a sus familias que viven en esos centros y cárceles.

Según el Institute for the Study of War (ISW), el EI soborna a guardianes de esos centros para sacar clandestinamente a mujeres. Y ahora “prepara probablemente operaciones más coordenadas y sofisticadas para liberar a sus miembros detenidos”, según el ISW.

Turquía aseguró no obstante el lunes que “no permitirá que regrese el EI, de una forma u otra”.

AFP /Control territorial en Siria

Pero los analistas consideran que Ankara podría involuntariamente favorecer el resurgimiento de una nueva dinámica yihadista.

“Turquía no atacará voluntariamente los campamentos y las prisiones, pero podría bombardearlos accidentalmente” explica a la AFP el analista Samuel Ramani.

Por su lado, Sam Heller alude al carácter “vulnerable” de loa campamentos en caso de que las fuerzas kurdas deban replegarse a posiciones defensivas.

“Si los dirigentes del EI se escapan, aprovechando el caos, podrían facilitar las operaciones locales del grupo. O, si huyen del campo de batalla sirio, podrían reforzar los grupos (yihadistas) a nivel internacional”, explica.

El domingo, Estados Unidos, que ya ha advertido del riesgo del resurgimiento del EI, anunció sorpresivamente la retirada de las tropas estadounidenses de la región en torno a la frontera entre Siria y Turquía, dejando aparentemente vía libre a una ofensiva de Ankara.

Pero el presidente Donald Trump matizó luego su posición, bajo la presión internacional y la de su propio campo republicano, y advirtió a Turquía que no “sobrepase los límites”.

De todas maneras, si se produjera la ofensiva turca, Trump ofrecería “al EI el regalo de un renacimiento”, estima Charles Lister, analista del Middle East Institute.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.