Un hombre descubre las cintas de audio originales del desembarco de Normandía en el sótano de su casa

En 1994, Bruce Campbell, natural de Florida, compra una cabaña en Mattituck, Nueva York, que pertenecía al vicepresidente de una empresa de equipos de grabación de audio. En el sótano encontró unas cintas a las que no le dio mucha importancia durante 15 años, hasta que decidió averiguar de qué se trataban.

Como explica en The Washington Post, el sótano de la casa estaba repleto de cajas polvorientas y 16 cintas antiguas que Campbell comenzó a limpiar poco después de mudarse: “me encontré con estas cintas que decían, 1944, día VJ, junto a todo tipo de artículos de la guerra. Los puse todos en una bolsa de plástico pensando que igual contenían algo interesante, y que ya lo miraría otro día”.

Y entonces pasaron 15 años hasta que Campbell volvió a recordar aquellas viejas cintas. El hombre se asoció con un ingeniero y experto en maquinaria de audio antigua y se dio cuenta del verdadero valor de su hallazgo. Aunque el audio había estado disponible durante mucho tiempo para el consumo público, las cintas eran en realidad las grabaciones originales e históricas que realizó el reportero George Hicks desde el interior de un barco en el desembarco de Normandia, el famoso Día D.

En esencia, alrededor de 13 minutos donde Hicks narra el evento desde una embarcación frente a la costa de Normandía mientras los aviones nazis se lanzan y atacan una y otra vez. Según Campbell:

Lo escuché y sentía que estaba allí, en el acorazado junto a este tipo. Se me pusieron los pelos de punta.

Tras el hallazgo, Campbell lo ha donado al Virginia National D-Day Memorial. El lote completo incluye grabaciones de cada informe que Hicks realizó antes, durante y después del Día D, además de incluir grabaciones de Edward R. Murrow y otros periodistas de la Segunda Guerra Mundial. 

Los audios de Hicks a menudo se consideran como una de las “mejores grabaciones de audio de la Segunda Guerra Mundial”, principalmente porque el periodista fue uno de los pocos que cubrió las invasiones del Día D en tiempo real.

Lo que seguirá siendo un misterio es cómo estas cintas estuvieron esparcidas por el sótano de una cabaña durante años sin que nadie se diera cuenta de lo que tenía justo delante de ellos. [The Washington Post via MentalFloss]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.