El “hombre de Workington”, el elector clave para Boris Johnson

Para ganar las elecciones de diciembre, el Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson debe seducir a un elector tipo, bautizado como el “hombre de Workington” por el hombre de una ciudad del noroeste de Inglaterra, bastión laborista pero favorable al Brexit.

Durante un siglo, con un pequeño paréntesis de tres años, Workington votó por el Partido Laborista. Sin embargo, sus habitantes se pronunciaron al 61% a favor del Brexit en el referéndum de 2016.

Y el diputado actual es un laborista proeuropeo, lo que puede beneficiar a Johnson.

Alan Ferris, que repara su cajón de langostas en una cabaña de pescador cerca del puerto, reconoce corresponder a la definición del “Workington man” creada por el centro de reflexión Onward: blanco, mayor, sin diplomas y partidario del Brexit.

Pero, Ferris afirma que si votase por los conservadores “sería por error”. “Y me cortaría los dedos para que no se repitiese”, asegura a la AFP este hombre de 67 años que ha tenido varios empleos, desde albañil hasta minero.

– “Prometen” el Brexit –

La hostilidad al partido de Johnson es fuerte en esta antigua ciudad industrial muchos de cuyos habitantes trabajan ahora en la cercana central nuclear de Sellafield.

AFP / Paul EllisLa estación de tren de Workington, en el noroeste de Inglaterra, en una imagen del 6 de noviembre de 2019

Pero el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, está lejos de seducirlos a todos.

Este político izquierdista ha anunciado nacionalizaciones y aumento de impuestos y se comprometió a renegociar las condiciones de la salida británica de la Unión Europea para organizar después un segundo referéndum sobre el Brexit.

Aunque siempre fue laborista, Ferris dice que no votará por ese partido en las legislativas del 12 de diciembre.

“No puedo votar por Jeremy Corbyn. Es un payaso absoluto. Y sobre el Brexit, es totalmente neutral”, afirma, en referencia a la ambigüedad del líder laborista sobre este tema que divide al país.

Johnson se vio obligado a retrasar tres meses más la salida de la UE, hasta finales de enero, por falta de respaldo del Parlamento.

Ahora espera lograr una amplía mayoría que le permita obtener la aprobación de los diputados al acuerdo de divorcio tan árduamente negociado con Bruselas.

El líder conservador hace campaña repitiendo “llevemos a cabo el Brexit”, un eslogan que seduce a algunos habitantes de Workington.

“Los conservadores son los únicos que prometen hacernos salir” de la UE, subraya Bron Stringer, de 43 años, que tiene un puesto en el mercado.

Habitualmente vota a los laboristas, pero tampoco le gusta Corbyn, al que califica de “comunista”.

Según un sondeo realizado por Survation para The Daily Mail el pasado fin de semana, los conservadores están bien posicionados en Workington, con 45% de intenciones de voto frente a 34% para los laboristas.

Pero en los últimos comicios generales, en 2017, la laborista Sue Hayman fue reelegida con 51% de votos y sus partidarios aseguran que puede serlo otra vez.

“El Brexit no es lo único que existe, hay también cosas como el servicio de sanidad pública”, dice Charlotte Byers, una comerciante de 50 años, que alude al balance de la izquierda en materia de financiación de los servicios públicos.

– Farage entra en escena –

AFP / Paul EllisEl líder del Partido del Brexit, Nigel Farage (izq), y el candidato de Workington, David Walker, posan en una antigua mina de carbón en esta ciudad del noroeste de Inglaterra el 6 de noviembre de 2019

En Workington, uno se siente a mil kilómetros del parlamento de Westminster.

“Aquí estamos lejos de todo, todo el mundo nos ignora”, lamenta Stringer.

Los partidarios del Brexit explotaron con creces este sentimiento de desilusión durante la campaña para el referéndum de 2016, y el eurófobo Nigel Farage, líder del recientemente creado Partido del Brexit, quiere reincidir.

Workington fue el miércoles una de las primeras etapas de su campaña.

Su anterior partido, el UKIP, logró aquí 20% de votos en las legislativas de 2015, pero cayó a menos de 4% en los comicios anticipados de 2017. Su candidato en 2015, Mark Jenkinson, concurre ahora por el Partido Conservador y ha convertido la consecución del Brexit en su principal argumento de campaña.

Durante un mitin el miércoles en un hotel local, Farage afirmó que el acuerdo de divorcio que Johnson negoció con Bruselas “de Brexit tiene solo el nombre”. Y disparó también hacia el otro lado: “Si quieren abandonar la UE, no voten Laborismo, porque está claro que les traicionarán”, lanzó.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.