¿Hitler solo tenía un testículo?

La vida de Adolf Hitler ha estado en constante investigación debido a la cicatriz que dejó en el mundo. Un reciente hallazgo afirma que el Führer solo tenía un testículo.

El historiador alemán Peter Fleischmann, de la Universidad Erlangen-Nuremberg, indica haber encontrado pruebas verídicas de que Hitler carecía de uno de sus genitales, o también pudo haber sufrido de un testículo no descendido.
El 12 de noviembre de 1923, luego de ser atendido por el fallido intento de golpe de Estado conocido como el Putsch de Múnich, Hitler fue examinado por el doctor de la cárcel de Landsberg, donde fue condenado a cinco años de cárcel ( de los que cumplió menos de 300 días).
 

Los archivos de ese examen, que durante mucho tiempo se consideraron perdidos, fueron encontrados en el año 2010 en una subasta. Inmediatamente el gobierno bávaro los confiscó y los puso a la orden de los historiadores.
                                                           
Entre los documentos se encuentran las notas del doctor Josef Steiner Brin, el médico de la prisión, en las que describe a Hitler como “artista reciente, sano y fuerte”, pero donde también indicó que sufría de criptorquidia en el lado derecho. O lo que es igual al descenso incompleto del testículo derecho. Fleischmann cree que posiblemente estaba atrofiado.

Estos documentos contradicen la versión del propio Hitler, que siempre afirmó haber perdido el testículo como resultado de una lesión producida por la metralla durante la Primera Guerra Mundial. También contradicen al doctor Eduard Bloch, el médico de Hitler cuando era niño, quien al ser interrogado por los norteamericanos en 1943 afirmó que los genitales del Führer eran totalmente normales. El doctor Bloch, quien era judío, vivió en Austria bajo la protección personal de Hitler hasta 1940, cuando emigró a los Estados Unidos.

Sin embargo, fue la autopsia realizada por los soviéticos a los restos de Hitler hallados en el bunker tras la caída de Berlín, encontraron que faltaba uno de los testículos, en esta ocasión el izquierdo, en contra de lo que afirmaban los documentos de la prisión.
 
Si el Führer sufría de criptorquidia, eso podría explicar por qué no tuvo hijos, ya que puede relacionarse con infertilidad, aunque no necesariamente con impotencia.  



Titi González Méndez | Culturizando
Con información de La Brújula Verde

Con información de Culturizando

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.